Científicas peruanas ayudan a detectar cáncer de cuello uterino con prueba hecha en casa

Cienciactiva - Concytec

Por Claudia Cisneros Méndez
15 de Marzo de 2017 a las 10:17
Compartir Twittear Compartir
Científicas peruanas ayudan a detectar cáncer de cuello uterino con prueba hecha en casa
Imagen: Internet

  • En el Perú una mujer muere cada 5 horas por cáncer de cuello de útero.
  • Científicas peruanas desarrollan un sistema efectivo para que las mujeres se hagan la prueba en casa y reciban los resultados vía celular.

El virus del papiloma humano (VPH) es una infección muy común causante del cáncer de cuello de útero, principal causa de muerte por cáncer en las mujeres peruanas.  En el Perú una mujer muere cada cinco horas por este cáncer y cada año se reportan más de cinco mil nuevos casos. Se conocen por lo menos 110 variaciones o tipos del VPH, siendo los del tipo 16 y 18 los responsables de más del 70 por ciento de casos de cáncer de cuello de útero.  

Este tipo de cáncer es un serio problema de salud pública en el Perú, agravado por el hecho de que el 85 por ciento de estos casos de cáncer se detectan en estadios avanzados de la enfermedad, lo que genera menores probabilidades de supervivencia, menor calidad de vida y más gastos en tratamiento.

Buscamos que las mujeres no mueran de cáncer de cuello de útero, porque este cáncer es una enfermedad prevenible y curable si se detecta a tiempo. Por eso proponemos mejorar el acceso a la atención y despistaje con un modelo que pone el énfasis en la participación comunitaria y el uso de nuevas tecnologías”, explica la Dra. Patricia García Funegra, lideresa del proyecto HOPE (Esperanza) de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. La Dra. García desarrolló un sistema mediante el cual cada mujer puede realizarse en casa la prueba para detectar al virus colectando su propia muestra vaginal (autotoma) y contando con el apoyo de otras mujeres de su comunidad.

Este proyecto innovador, que empodera a las mujeres como promotoras comunitarias líderes de la cadena de detección, ganó un importante financiamiento de s/. 286,720 soles (s/. 143,360 de Cienciactiva y s/. 143,360 de Grand Challenges Canada, GCC).

ciencia2.png
Kit de autotoma del Virus Papiloma Humano. Foto: HOPE

“La prueba molecular que usamos es muy sensible para la detección de infección por el VPH y puede ser realizada por la propia mujer, incluso, puede llegar a ser mucho más efectiva que la tradicional prueba de Papanicolaou”, explica la Dra. García.

La prueba de Papanicolaou, utilizada para el despistaje de cáncer de cuello de útero, tiene baja cobertura en el Perú, especialmente porque muchas mujeres le tienen miedo al examen ginecológico, los resultados no se entregan a tiempo, y la calidad del resultado varía mucho, además de baja sensibilidad de las lecturas, refiere la Dra. García.  

Las prueba molecular del VPH se basa en la detección del ADN (ácido desoxirribonucleico) del VPH, por eso es más sensible. “Detecta la presencia del virus, que es la causa del cáncer”. Si no hay virus, el riesgo de cáncer es bajísimo. Si hay virus (prueba positiva) nos dice que la persona tiene alto riesgo de cáncer (y a veces ya cáncer), y que tiene que darse tratamiento y seguimiento. Por eso esta prueba hoy ayuda muchísimo y podemos anticiparnos mucho al cáncer” refiere la Dra. García.

El otro punto fuerte del proyecto HOPE es que este nuevo modelo de tamizaje se basa en empoderar a mujeres de la comunidad como parte de la solución. Se les entrena en cáncer de cuello de útero, la autotoma y las pruebas moleculares, y ellas voluntariamente informan, sensibilizan y entregan los kits de autotoma a otras mujeres de su comunidad. “HOPE se dirigió a una población de 25 mil mujeres en Ventanilla, para ello entrenó a 59 mujeres voluntarias de diferentes comunidades de Pachacútec, del distrito de Ventanilla en el Callao, en su mayor parte amas de casa, para que donen su tiempo y le toquen la puerta a otras mujeres de su comunidad, y les expliquen sobre cáncer de cuello del útero y la utilidad de hacerse la prueba de VPH”, cuenta García.

ciencia3.png
Mensajes de texto sobre resultados a mujeres que se hicieron el test en casa.  Foto: HOPE

 “Se visitaron organizaciones de base, mercados, colegios y asentamientos humanos de esa zona para invitar a las mujeres a participar del proyecto HOPE. A las voluntarias se les capacitó en talleres interactivos sobre prevención de cáncer de cuello del útero, rompiendo mitos y creencias con dinámicas participativas de 2 días y 4 horas diarias. Luego hubo acompañamiento y reuniones mensuales con todas las mujeres líderes entrenadas para hacer el seguimiento y garantizar las actividades en campo”, detalla la Dra. García.

Una pregunta común de las mujeres es: ¿cómo es que tengo este virus? El VPH se contagia con las primeras relaciones sexuales y hay muchos hombres y mujeres en el mundo que lo tienen. Una vez que entra en el cuerpo la mayoría de gente logra deshacerse del virus, en uno a dos años; pero en algunas personas (entre 1 a 2 casos de cada 10 personas) el cuerpo no logra vencer al virus y este persiste y comienza a causar cambios que lleva al cáncer. La prueba que detecta al VPH generalmente se encuentra  en mujeres entre 25 a 59 años, porque si a esa edad aún se encuentra el virus (prueba positiva) esto significa, que es un virus persistente y que la mujer tiene riesgo de cáncer. Por eso, en HOPE se ofreció las pruebas en estas edades y participaron mujeres líderes en sus comunidades.

“La mujer líder entrenada por nosotros le entregaba a la participante del tamizaje un sobre conteniendo un tubo y un cepillo. Como la toma de muestra vaginal es personal (autotoma), cada mujer con el cepillo se tomaba su muestra vaginal siguiendo las indicaciones de la mujer líder y la colocaba en el tubo. Luego, llenaba sus datos personales en el sobre y llevaba su muestra (tubo) en el mismo sobre para depositarlo en un buzón soldado en la reja del establecimiento de salud de su comunidad, que atendía 24 horas del día, 7 días a la semana incluyendo feriados”, detalla la Dra. García.

Semanalmente una moto recogía las muestras de los buzones para trasladarlas al laboratorio participante de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) del Callao.

Los resultados se enviaban vía mensaje de texto al celular de cada mujer en los siguientes 15 días.

El proyecto HOPE finalizó en junio del 2016. En sus dieciocho meses de duración atendió a más de dos mil mujeres y se probó que el sistema es eficiente y muy bien recibido por las mujeres. Las mujeres líderes que participaron lograron que más mujeres se autorrealizaran sus despistajes del VPH. “Encontramos que un 14% de mujeres tenían el VPH. Y logramos salvar a 12 mujeres, a quienes se les encontró lesiones precancerígenas o cáncer de cuello del útero. ¡Queremos cambiar el cáncer de cuello del utero con tecnología”, finaliza la Dra. García. 

Así es como en el Perú hacemos ciencia e innovación tecnológica para el desarrollo del país. 

Datos de la Investigación

Investigadora principal: Dra. Patricia García.

Tipo: Innovación en salud / Salud Humana – Papilomavirus.
Financiamiento: s/. 143,360.00 (CIENCIACTIVA); s/. 143,360.00 (Grand Challenges Canada).

Duración: 18 meses (inicio: 15.10.2014).

Localización del proyecto: Lima.

Monitor del proyecto: Dra. Ana María Ponce.

Título del proyecto: “HOPE –Human papillomavirus screening to improve women´s life”.

Más información en [email protected]



#peru #virus del papiloma humano #cienciactiva
Compartir Twittear Compartir