Feria Indecopi: Innovadores peruanos sorprenden con los inventos más creativos

Eventos-Talleres-Cursos

Por Victor Roman
28 de Noviembre de 2016 a las 17:25
Compartir Twittear Compartir
Feria Indecopi: Innovadores peruanos sorprenden con los inventos más creativos
La creatividad de los peruanos es harto conocida. Imagen: Internet

La creatividad peruana es mucho más que una frase de mercadotecnia de una empresa de gaseosas. Eso queda claro después de visitar la Feria de Exhibición de Inventos del XV Concurso Nacional de Invenciones del Indecopi, donde más de 110 inventores de todo el país presentan sus trabajos y compiten por premios de hasta 5 500 dólares.

Ubicados en la explanada Makro del Centro Comercial Plaza Norte, los más de 100 stands presentaron todo tipo de invenciones: brazos mecánicos, robots de seguridad, nuevos materiales, inodoros eco-amigables, software de inteligencia artificial para ayudar a las ventas de las empresas, etc.

Dentro de todo ese universo de creaciones, uno de los inventos más llamativos por su simplicidad, fue un resucitador manual desarrollado por alumnos de mecatrónica de la Pontificia Universidad Católica – PUCP. 

Un resucitador es un aparato en forma de globo, que los médicos o bomberos utilizan para bombear aire a los pulmones de una persona que tiene dificultad en hacerlo por sí misma en situaciones de emergencia. Pero el problema actual es que si no se tiene cuidado y se presiona demasiado fuerte, se puede lesionar, por ejemplo, el pulmón de un bebe.

“A diferencia de los resucitadores del mercado, donde tienes que saber graduar manualmente para saber cuánta presión tienes que producir, nuestro resucitador tiene una válvula que se va a ajustar para generar una presión adecuada al paciente”, explica Arlette Tardillo, alumna de la Facultad de Mecatrónica de la PUCP. 

“Además de la válvula, tiene una pantalla en donde se va a apreciar cuanta presión se está generando” añade Tardillo. La investigación, que duró aproximadamente unos 6 meses, aún está en fase de prototipo y debe someterse a algunos cambios antes de salir al mercado. Sin embargo el concepto base, funciona perfectamente.

respirador_pucp.jpg
Resucitador de la PUCP utiliza sensores para evitar daños en emergencias. Foto: Sophimania

Otra de las interesantes novedades que se presentaron en la feria, pero esta vez en software, fue Ventorystack, una startup creada por ingenieros egresados de la UNI que utiliza inteligencia artificial para gestionar tanto el estado interno de la empresa, como para interactuar con el público sin necesidad de estar presente.

“Estamos creando chatbots, que son como robots virtuales en internet que se encargan de realizar las ventas o dar informes sobre el stock de tu negocio y los precios de tus productos mientras tú no estás presente”, explica Oscar Giraldo co-fundador de Ventorystack. “Muchas la gente entra a Facebook y te pregunta si tienes tal producto o cuál es el precio y como son preguntas repetitivas estamos automatizando los procesos mediante el uso de chatbots”, añade Giraldo.

La start up ya está probando su servicio con algunas empresas y la está afinando cada vez más. “La idea es controlar mejor tu negocio, tanto hacia adentro como hacia afuera. (Las empresas) se organizan y una vez que se organizan logran vender mucho más”, comenta Jorge Estrada, otro de los cofundadores de Ventorystack.

ventorystack_indecopi.jpg
Oscar, Jorge y Luis el equipo de Ventorystack. Foto: Sophimania 

Más adelante, en otro stand, un grupo de jóvenes profesionales presentaba una innovación poco ortodoxa pero muy útil: un inodoro seco portátil para poblaciones que no tienen acceso a desagüe. El nombre del proyecto es Sanilab y busca reutilizar de manera segura las heces humanas.

“Es un inodoro donde hay la separación entre la orina y las heces, cada uno de estos compartimentos tiene aserrín para evitar los olores desagradables y la contaminación. Una vez llenos, se recolectan los desperdicios y se llevan a una planta de tratamiento donde después de 7 días se tratan para convertirlos en abono”, explica Cinthya García, miembro del equipo de investigación de Sanilab.  

El proceso, explica García, es seguro tanto para los pobladores como para los operarios de la planta de tratamiento. “Utilizamos cepas de bacterias para eliminar todos los agentes patógenos, luego medimos un pH inicial, el cual es de 6.5 a 7, y después de un monitoreo de 7 a 8 días, cuando ya tenemos un pH de 3.5 ya tenemos el abono que luego tamizamos”, comenta García.

Aunque el proyecto aún está en etapa experimental, ya se están llevando pruebas en el centro poblado Quebrada Verde en el distrito de Pachacamac, Lima, donde se han instalado cinco baños y están por extenderse a 30 familias. Uno de los atractivos de este proyecto para la población es que, debido a su composición de fibra de vidrio, los inodoros son más higiénicos y baratos de fabricar. 

indecopi_sanilab.jpg
Equipo de DLab presentando al ninodoro SaniLab. Foto: Sanilab

Finalmente, uno de los inventos que más llamó la atención por su simplicidad fue la elaboración de biocombustible a partir de hojas de caña azúcar.

Sucede que las azucareras del norte del país usualmente queman las hojas de caña de azúcar por hectáreas, pero todo ese material podría ser re-utilizado de otras formas, produciendo menos contaminación. Un grupo de investigadores de la Pontificia Universidad Católica encontró la solución.

“Con las hojas de caña de azúcar podemos obtener primero biobricketas, que son bloques sólidos de combustible con los que se puede obtener calor al ser quemados; y segundo, las cenizas producto de la biocombustión de estas biocricketas, pueden ser utilizadas en la fabricación de cemento”, comenta Kimberly Balbín, de la carrera de Ingeniera Industrial de la PUCP.

De esta manera se aprovecha todo el material y aunque si se produce contaminación por la quema de las briocketas, esta es mucho menor a lo que se produciría si se quemara solo las hojas secas de caña de azúcar. Por otro lado, usar las cenizas en el cemento, no afecta la consistencia y dureza de este.

Estos son sólo algunos de los ejemplos de innovación que se presentaron en la Feria de exhibición de inventos en la explanada Makro del Centro Comercial Plaza Norte, Independencia.




#innovación #indecopi #ventorystack
Compartir Twittear Compartir