Aprender un segundo idioma ayuda a retrasar la demencia senil

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
4 de Junio de 2014 a las 14:52
Compartir Twittear Compartir
Aprender un segundo idioma ayuda a retrasar la demencia senil

Un estudio publicado en Annals of Neurology, sugiere un impacto positivo del bilingüismo en la cognición, incluyendo un inicio más tardío de la demencia senil.

 

"La evidencia reciente sugería un impacto positivo del bilingüismo sobre la cognición. Sin embargo, esto podría deberse a que monolingües y bilingües podrían tener una capacidad cognitiva distinta de base", explican los investigadores, dirigidos por Thomas H. Bak, profesor de la Universidad de Edimburgo e y uno de los principales investigadores en la materia.

 

 

Décadas de estudio

 

El equipo de Bak recuperó los datos de 853 pacientes que habían sido reclutados para una investigación en Edimburgo en su niñez en los años 30. En 1947, estos individuos (que tenían menos de 11 años) se sometieron a distintas pruebas, como forma de valorar su cociente intelectual.

 

Estudios previos habían demostrado que las personas con enfermedad de Alzheimer que tienen fluidez en dos idiomas presentan síntomas de la enfermedad cuatro o cinco años más tarde que las personas que son monolingües, y que las personas que son bilingües obtienen mejores resultados en algunas pruebas cognitivas.


Sin embargo, ha sido difícil separar los efectos de conocer varios idiomas de otros factores. Por ejemplo, algunos estudios han comparado los inmigrantes bilingües y sus familias con los nativos monolingües.

 

 

idiomas 2

Los datos del trabajo también reflejan que los beneficios eran independientes del momento en que se hubieran adquirido las nuevas lenguas

 

 

El diseño de investigación

 

El estudio no fue diseñado para investigar los efectos del lenguaje, pero 853 de los participantes fueron localizados cuando estaban cumpliendo 70. Resultó que casi una tercera parte de ellos habían aprendido a hablar al menos un idioma adicional y que 65 habían aprendido después de la edad de 18 años.

 

Como resultado, el estudio ofrece una oportunidad única de investigación, dice Ellen Bialystok de la Universidad de York en Toronto. Es la primera en descubrir que el ser bilingües retrasa el inicio de la enfermedad de Alzheimer.

 

Los resultados de la investigación mostraron "un efecto protector del bilingüismo contra el deterioro cognitivo asociado a la edad independiente del cociente intelectual", subrayan los investigadores en la revista médica. Este efecto protector, continúan, era especialmente palpable en lo que se refiere a "inteligencia general, fluidez verbal y capacidad de lectura".

 

"Nuestros resultados son particularmente relevantes porque muestran que el bilingüismo, en su definición más amplia e incluso cuando se adquiere en la edad adulta, podría tener efectos beneficiosos sobre la cognición de forma independiente al cociente intelectual".

 

 

Entrenamiento mental

 

El equipo de Bak dio a los participantes pruebas cognitivas y los comparo con los resultados de las pruebas de cuando tenían 11 años. Los que habían aprendido una lengua se desempeñaron mejor en las pruebas cognitivas cuando tenían 70 años, mejor de lo que se predijo a partir de sus puntuaciones anteriores, lo que indica que el lenguaje adicional sí fue beneficioso.

 

Bialystok dice que los beneficios cognitivos observados en el estudio sobre las personas bilingües con la enfermedad de Alzheimer sugieren que los mismos procesos benéficos se dan por el trabajo.

 

¿Cómo puede ser beneficioso para el cerebro aprender una segunda lengua? Una teoría es que las personas que hablan varios idiomas activan constantemente todas las palabras disponibles en su léxico y eligen finalmente la expresión adecuada, dándoles un entrenamiento mental.

 

FUENES: El Mundo, New Scientist


Compartir Twittear Compartir