Estudio: ¡Chomsky tenía razón! Tenemos “gramática interna” que nos permite entender el lenguaje

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
10 de Diciembre de 2015 a las 09:23
Compartir Twittear Compartir
Estudio: ¡Chomsky tenía razón! Tenemos “gramática interna” que nos permite entender el lenguaje

Un equipo de neurocientíficos ha encontrado nuevo apoyo para la teoría de décadas de antigüedad del lingüista del MIT Noam Chomsky, de que poseemos una "gramática interna" que nos permite comprender frases, incluso sin sentido.

"Uno de los elementos fundamentales de la obra de Chomsky es que tenemos una gramática interna en nuestra cabeza, que es la base de nuestro procesamiento del lenguaje", explica David Poeppel, investigador principal del estudio y profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York. "Nuestros hallazgos neurofisiológicos apoyan esta teoría: damos sentido a cadenas de palabras porque nuestros cerebros combinan las palabras de modo jerárquico, un proceso que refleja un mecanismo de gramática interna".

La investigación, que aparece en el último número de la revista Nature Neuroscience, se basa en la obra de Chomsky, Estructuras sintácticas, de 1957. Se postula que podemos reconocer una frase como sin sentido porque tenemos una base de conocimiento abstracto que nos permite hacer este tipo de distinciones a pesar de que las relaciones estadísticas entre las palabras son inexistentes.

Los neurocientíficos y psicólogos rechazan predominantemente este punto de vista, afirmando que nuestra comprensión no resulta de una gramática interna; sino que se basa en cálculos estadísticos entre las palabras y las señales sonoras para generar una estructura. Muchos lingüistas, por el contrario, sostienen que la construcción de la estructura jerárquica es una característica central del procesamiento del lenguaje.

Poeppel, quien también es director del Instituto Max Planck, y sus colegas, llevaron a cabo una serie de experimentos utilizando la magnetoencefalografía (MEG), que permite realizar mediciones de los pequeños campos magnéticos generados por la actividad cerebral, y electrocorticografía (ECoG), una técnica clínica usada para medir la actividad cerebral en pacientes que están siendo monitoreados para neurocirugía.

Los sujetos del estudio escucharon frases en inglés y chino mandarín en el que la estructura jerárquica entre las palabras, frases y oraciones se disoció de señales como la entonación del habla y la caída de la voz. Los participantes escucharon frases predecibles (por ejemplo, "Nueva York nunca duerme", "El café me mantiene despierto"), gramaticalmente correctas, y también frases menos predecibles (por ejemplo, " juguetes rosados ​​duelen chicas"), o listas de palabras ("huevos jalea rosa despierto") y varias otras secuencias manipuladas.

Sus resultados mostraron que los cerebros de los sujetos claramente rastrearon tres componentes de las frases que escucharon, lo que refleja una jerarquía en nuestro procesamiento neural de estructuras lingüísticas: palabras, frases y luego oraciones al mismo tiempo.

"Nuestro cerebro se bloquea en cada palabra antes de trabajar para comprender frases y oraciones. La dinámica revela que nos sometemos a una construcción basada en la gramática en el procesamiento del lenguaje", explica Poeppel. Esta es una conclusión controvertida desde la perspectiva de la investigación actual.

 

FUENTE: NYU


#mit #lenguaje #gramatica #chomsky
Compartir Twittear Compartir