Científicos descubren zona del cerebro que se encarga de la felicidad

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
23 de Noviembre de 2015 a las 14:13
Compartir Twittear Compartir
Científicos descubren zona del cerebro que se encarga de la felicidad

Por eso un equipo de investigadores de la Universidad de Kioto se ha adentrado en la misteriosa selva del cerebro en busca de las fuentes de la felicidad, una emoción que está también muy relacionada con la autoestima y la confianza en uno mismo. La investigación fue publicada en Scientific Reports.

Usando resonancia magnética en mano, examinaron el cerebro de los participantes después de haberles pasado un test para conocer lo felices que eran habitualmente, la intensidad con que sienten las emociones, y el nivel de satisfacción que tenían con sus vidas.

Su análisis reveló que quienes obtuvieron calificaciones más altas en las encuestas de felicidad tenían más materia gris en una zona del cerebro denominada precuneus. En otras palabras, esas personas sienten una felicidad más intensa, la tristeza con menos intensidad, y son más capaces de encontrar sentido a la vida.

El precuneus está situado internamente entre los dos hemisferios cerebrales, en la zona  posterior, y es una de las regiones con mayor número de conexiones con la corteza cerebral. Esta estructura actúa como un nodo logístico que permite el procesamiento de la información de forma consciente y es fundamental para manipular las imágenes mentales. Además, está más evolucionada en los humanos que en el resto de los primates y es una de las áreas del cerebro que más tardan en madurar (mielinizarse) en el cerebro en desarrollo.

Esto explicaría por qué las personas felices rinden más cognitivamente, son más creativas y aprenden mejor, etc. En esa zona del cerebro se forma la noción subjetiva de felicidad, que resulta de integrar un componente emocional y otro cognitivo.

El autor principal de la investigación, Wataru Sato, de la Universidad de Kyoto (Japon), dice que “varios estudios han demostrado que la meditación aumenta la materia gris en el  precuneo”.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir