Dar un abrazo produce efecto parecido al de la marihuana

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
29 de Octubre de 2015 a las 08:36
Compartir Twittear Compartir
Dar un abrazo produce efecto parecido al de la marihuana

La oxitocina juega un papel importante en el apego con otras personas, pero ahora resulta que este neurotransmisor podría hacer que las interacciones sociales sean más gratificante y placenteras estimulando nuestro propio sistema cannabinoide. De acuerdo con la investigación publicada en PNAS, lo hace mediante la activación de la liberación de otro producto químico apodado la "molécula bienaventuranza", que se llama así porque aumenta la motivación y felicidad.

Esta es la primera vez que se demuestra que este neurotransmisor tipo marihuana contribuye a la recompensa social, y también nos ofrece una mayor comprensión de cómo la oxitocina actúa sobre el cerebro. Es importante destacar que estos hallazgos podrían ayudar a comprender los mecanismos subyacentes a ciertas deficiencias sociales, por ejemplo, en las personas con autismo, lo que sugiere una posible vía para explorar su tratamiento.

Estos endocanabinoides, como la anandamida, son moléculas de nuestro propio cuerpo que producen el mismo efecto del cannabis. Para examinar estos vínculos aún más, los científicos de la Universidad de California, Irvine observaron los cerebros de los ratones jóvenes criados en grupos que habían sido aislados de sus compañeros durante 24 horas. Ellos encontraron que el contacto social aumentó la liberación de anandamida, mientras que el aislamiento tuvo el efecto contrario.

El equipo quería ver cómo la oxitocina, conocida por reforzar la vinculación parental y social, encaja en esta historia. Después de la estimulación de las células productoras de oxitocina en el cerebro, se dieron cuenta de un aumento posterior en la movilización de la anandamida en el núcleo accumbes, el centro de placer el cerebro. Pero cuando bloquearon los receptores de oxitocina con las drogas, no se observó la misma respuesta. El equipo encontró que aumentar los niveles de anandamida bloqueando su degradación con una droga de recompensa social, hace que los ratones pasen más tiempo interactuando con los demás, en comparación con los que recibieron un placebo.

"Creemos que hay una interrupción en la cooperación entre la oxitocina - anandamida en el autismo", el investigador principal, Daniele Piomelli. "Los modelos animales de autismo tienen múltiples perturbaciones en la señalización endocannabinoide". Esto plantea la posibilidad de que efectos similares podrían alcanzarse en los seres humanos, ayudando a las personas con autismo a socializar más.

 

 

FUENTE: IFL Science


Compartir Twittear Compartir