Dormir suprime actividad de células que hacen que olvidemos

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
12 de Junio de 2015 a las 14:08
Compartir Twittear Compartir
Dormir suprime actividad de células que hacen que olvidemos

El nuevo estudio publicado en Cell, del Instituto de Investigación Scripps (TSRI) en Florida, Estados Unidos, revela cómo dormir suprime la actividad de ciertas células nerviosas que promueven el olvido, asegurando que al menos algunos recuerdos duren.

Los primeros estudios de la psicología sugieren que el sueño facilita la retención de la memoria al detener la interferencia causada por la actividad mental y de comportamiento. Es decir, el sueño aísla esencialmente el cerebro de todos los estímulos que pueden interferir con el almacenamiento de la memoria. Por otra parte, la investigación en neurociencias sugiere que el sueño facilita la retención de los recuerdos mediante la mejora de la estabilidad de la memoria o lo que se llama consolidación.

El nuevo estudio fue realizado en animales de experimentación, y revela los fundamentos biológicos de los estudios de psicología anteriores, señalando a la actividad del neurotransmisor dopamina. La actividad dopaminérgica es conocida por regular diversos tipos de “plasticidad”, la capacidad del cerebro para cambiar en respuesta directa a la formación de aprendizaje y la memoria. Esta capacidad incluye olvidar también.

 

 

duerme 2

Foto: SLEEPIO

 

 

Los resultados apoyan el modelo de que el sueño reduce la señal de olvido en el cerebro, manteniendo así los recuerdos intactos, explica Ron Davis. “A medida que progresa el sueño a niveles más profundos, las neuronas de dopamina se vuelven menos reactivas a los estímulos y esto conduce a recuerdos más estables”.

El trabajo muestra que el aumento del sueño disminuye la actividad de señalización por la dopamina, mientras que al mismo tiempo mejora la retención de recuerdos. Por el contrario, el aumento de la excitación estimula la señalización de la dopamina y acelera el olvido. Esta actividad de la señal no es constante, sino que está directamente relacionada con el nivel de excitación del animal.

Los autores subrayan que los efectos del sueño sobre la consolidación de la memoria y el olvido pueden funcionar en paralelo y de forma independiente el uno del otro o, de manera más intrigante, en serie de una forma dependiente, con la reducción del olvido como un requisito previo para la consolidación facilitada por el sueño.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir