El azúcar sería tan dañino para el cerebro como el estrés extremo

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
17 de Febrero de 2016 a las 11:44
Compartir Twittear Compartir
El azúcar sería tan dañino para el cerebro como el estrés extremo

Crédito: MedCiencia

 

Existen evidencias de que el estrés afecta de manera negativa el cerebro. También existen evidencias de que una vida de abusos o violencia afectan de manera significativa el desarrollo del cerebro, especialmente en las etapas tempranas de la vida. Ahora, un nuevo estudio publicado en Frontiers in Molecular Neuroscience, encuentra que el consumo de azúcar podría ser tan dañino para el cerebro como el maltrato o el estrés.

En el estudio, realizado en ratas, se examinó si el impacto del estrés en la vida temprana del cerebro se ve agravada por el consumo de grandes volúmenes de bebidas azucaradas después del destete.

Para hacer un modelo de trauma o abuso en los primeros años de vida, después de que las ratas nacieron la mitad de la camada fue expuesto a material de nidificación limitado, luego de un tiempo volvieron a la normalidad hasta que fueron destetados. La anidación limitada alteró el comportamiento maternal y aumentó la ansiedad en los hijos más tarde en la vida.

Al destete, la mitad de las ratas se les dio acceso ilimitado a comida baja engrasa y agua para beber, mientras que la otra mitad tuvo acceso a comida, agua y una solución azucarada que podían elegir para beber. Los animales expuestos a estrés en la vida temprana eran más pequeños en el destete, pero esta diferencia desapareció con el tiempo. Las ratas que consumieron azúcar en los dos grupos (control y estrés) consumieron más calorías durante el experimento.

A las 15 semanas de edad se examinaron sus cerebros. Como sabemos que el estrés en primeros años de vida puede afectar la salud mental y la función, se analizó una parte del cerebro llamada hipocampo, que es importante para la memoria y el estrés. Se encontró que el consumo crónico de azúcar en ratas que no habían tenido una vida estresante producía cambios en el hipocampo similares a los que se ven en las ratas que sufrieron de estrés pero no consumieron azúcar.  

Otro gen que es importante para el crecimiento de los nervios, NeuroD1, también se redujo por el azúcar y el estrés. Se investigaron otros genes importantes para el crecimiento de los nervios, y el solo beber azúcar a edad joven fue suficiente para reducirlos.

El hecho de que el consumo de azúcar o la exposición al estrés en la vida temprana reduce la expresión de genes críticos para el desarrollo cerebral y el crecimiento, es de gran preocupación. Si bien es imposible llevar a cabo este tipo de estudios en humanos, los circuitos cerebrales que controlan las respuestas al estrés y la alimentación se conservan en todas estas especies.

 

 

FUENTE: The Conversation



#cerebro #azucar #maltrato #estres
Compartir Twittear Compartir