El género en el cerebro es más fluido de lo que pensábamos

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
10 de Abril de 2015 a las 11:50
Compartir Twittear Compartir
El género en el cerebro es más fluido de lo que pensábamos

El cerebro de la mayoría de los animales desarrolla características específicamente femeninas y masculinas durante la fase prenatal. No obstante, un reciente estudio publicado en Nature demuestra que el género del cerebro puede ser más flexible de lo que se pensaba.

Los científicos saben poco sobre los detalles de cómo se produce esta diferenciación femenino-masculina en el cerebro. Ahora, el nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Maryland (EE.UU.) ha iluminado algunos detalles sobre ello.

Con el fin de comprender mejor cómo un cerebro desarrolla el género, los científicos estadounidenses han investigado el desarrollo cerebral en ratas recién nacidas. En el experimento, los científicos inyectaron inhibidores de el ADN metiltransferasa en una región específica del cerebro de las ratas hembras, denominada área preóptica. En todas las especies estudiadas, incluidos los humanos, esta área juega un papel clave en determinar el comportamiento sexual masculino. Las inyecciones se realizaron en la primera semana después del nacimiento.

 

 

genero 2

Foto: RT

 

 

Como resultado, el área preóptica en estos animales se transformó adoptando características estructurales de una rata macho. Asimismo, las ratas hembras empezaron a comportarse de manera diferente, mostrando un comportamiento sexual típico de ratas macho. Un resultado similar también se ha conseguido en ratones.

“Nadie había demostrado jamás que es así como funciona el proceso”, dice la profesora Margareth McCarthy en la nota de prensa de la universidad. Colaboró con Bridget Nugent, que ahora es investigadora de la Universidad de Pennsylvania. “Esto nos da una nueva comprensión de cómo se determina el género en el cerebro”. 

"Físicamente, estos animales eras hembras, pero en su comportamiento reproductivo eran machos", ha contado Bridget Nugent. "Fue fascinante ver esta transformación", ha agregado la científica.

McCarthy y Nugent también descubrieron que la inhibición de las DNMTs tiene efectos poderosos, incluso fuera de la ventana normal de desarrollo. Durante el desarrollo prenatal hay un marco de tiempo limitado durante el cual el cerebro adquiere características masculinas o femeninas. Los científicos habían pensado que una vez que esta ventana se cerraba, no podía ser reabierta. Pero las dos investigadoras encontraron lo contrario. Consiguieron con éxito transformar el cerebro de una rata hembra después de que la ventana se hubiera cerrado, dándole las características de un cerebro de rata macho.

El descubrimiento actual es una pieza más de ese rompecabezas: demostraron que la expresión de enzimas DNMT controlan la expresión de genes que desempeñan un papel en la inflamación y la inmunidad, y también en la diferenciación sexual del cerebro. McCarthy está haciendo ahora una investigación adicional sobre los vínculos entre el sistema inmune y las diferencias de sexo en el cerebro.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir