Encuentran un gusano viviendo en el cerebro de un hombre por 4 años

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
26 de Noviembre de 2014 a las 12:07
Compartir Twittear Compartir
Encuentran un gusano viviendo en el cerebro de un hombre por 4 años

Un hombre Chino de 50 años llegó a un hospital inglés aquejado de dolores de cabeza, recuerdos de olores y flashbacks anómalos así como otros síntomas inquietantes. Tras realizarle múltiples pruebas, los médicos solo encontraron señales de inflamación en el cerebro. Los resultados fueron publicados en Genome Biology.

El hombre fue dado de alta para volver al cabo del tiempo con los mismos síntomas. Luego se le tomaron otras pruebas de resonancia para tratar de descubrir el causante del problema.  Los médicos se quedaron asombrados cuando vieron como la extraña masa en su cerebro se movía. Finalmente decidieron operar al hombre y solucionar el problema de una vez por todas: encontraron la cabeza de un gusano de un centímetro de largo y varios milímetros de ancho.

 

 

gusano 2

Foto: ATLAS

 

 

El gusano que llegó al cerebro

 

Los parásitos son seres que viven a costa de otros. Los hay más y menos dañinos pero casi todos resultan desagradables. Spirometra erinaceieuropaei es una especie de platelminto (o planarias, gusanos planos) que afecta esencialmente a animales domésticos. Su presencia en el intestino de gatos y perros no es demasiado extraña, sobre todo en presencia de agua como ríos o lagos.

Spirometra, como el resto de platelmintos cestodos, se alimenta a través de la piel por donde va absorbiendo ácidos grasos y otros nutrientes, de los cuales el cerebro es rico. Por tanto, este gusano no devora el cerebro sino que va paseando absorbiendo todo lo que necesita mientras se abre paso lentamente entre el delicado tejido cerebral.

El único medio por el que Spirometra puede pasar al ser humano es comiendo un pez o un anfibio infectado. Y aún así es una cuestión complicada. Una vez en el tracto, la larva plerocercoide (así se denomina el último estadio del gusano antes de ser adulto) se desplaza por el cuerpo infectando músculo, epidermis o, a veces, cerebro. Esta infección, conocida como esparganosis, no suele ser demasiado dañina, aunque no por ello deja de ser molesta peligrosa.

 

 

El análisis del gusano

 

Esta infección es extrañísima en Reino Unido así que los médicos enviaron el gusano a analizar con un análisis genético. Así constataron de que se trata de Spirometra erinaceieuropaei y no otra especie. Pero también comprobaron algo más. En primer lugar que su genoma es unas 10 veces más grande que el de otros.  En segundo lugar, encontraron que contiene una serie de genes que lo hacen resistente a varios medicamentos contra platelmintos.

El estudio del genoma también mostró los genes participantes en la infección, aquellos que expresan lo que necesita Spirometra para poder invadir a un animal. Esto es especialmente interesante ya que nos permite conocer mejor como funcionan estos parásitos y otros parecidos de su misma clase (y más comunes).

 

 

FUENTE: The Scientist


Compartir Twittear Compartir