Enfermedades mentales causan más infelicidad que la pobreza

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
16 de Noviembre de 2015 a las 09:55
Compartir Twittear Compartir
Enfermedades mentales causan más infelicidad que la pobreza

De acuerdo con un estudio de 2002 de la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad mental es responsable del 50% de todas las discapacidades en Europa Occidental. Su importancia es mayor que la de los efectos combinados de los dolores de espalda, problemas cardiacos, problemas pulmonares, diabetes, cáncer y todo el resto. La incidencia es algo menor entre los hombres y mayor entre las mujeres, y aumenta significativamente con la edad tanto en hombres como en mujeres.

 

Si bien, en nuestro país existen modelos para la atención en salud mental, no existen estudios serios que analicen la incidencia de las enfermedades de salud mental y menos el coste económico para el país. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico calcula que un tercio de los gastos por discapacidad se deben a estas patologías. Además, las tasas de empleo entre los que sufren enfermedades mentales son un tercio menores que las de las personas sanas. Incluso, el coste en términos de bajas por enfermedad es enorme: la mitad de estas se deben a enfermedad mental. Estudios sobre felicidad y satisfacción con la vida realizados en el Reino Unido muestran que la enfermedad mental es responsable de más infelicidad que la pobreza.

 

La evidencia apunta a que gran parte de la enfermedad mental responde bien al tratamiento, especialmente 2 tipos de terapias: de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Médica del Reino Unido (NICE) la medicación, y la terapia cognitiva conductual tienen el respaldo de cientos de estudios que sugieren que el 60% de las personas deprimidas saldrán de su depresión tras cuatro meses de tratamiento, con terapia cognitiva conductual o con fármacos.

 

La terapia cognitiva conductual es muy diferente de la terapia psicoanalítica, esta terapia está orientada a dar a los pacientes herramientas prácticas para enfocar sus problemas de forma más positiva. La terapia es eficaz, por eso resulta beneficioso invertir en ella para reducir los problemas asociados a la salud mental, sin embargo el nivel de atención y de inversión en estas enfermedades es generalmente muy bajo.

 

Existen 3 pasos importantes que tomar sobre el problema de la salud mental: primero, concienciar a la población de que gran parte de los problemas de salud mental tienen solución, contrariamente a la impresión popular. En segundo lugar, hay que invertir más en el tratamiento de estos problemas, dado que este tratamiento es eficaz, eficiente y tiene un coste inferior a su retorno social y económico. En tercer lugar, existen una serie de enfermedades mentales que requieren una extensa coordinación entre dispositivos sanitarios y sociales.

 

 

FUENTE: El País


Compartir Twittear Compartir