¿Eres líder? Las ondas en tu cerebro lo pueden revelar

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
14 de Mayo de 2015 a las 12:45
Compartir Twittear Compartir
¿Eres líder? Las ondas en tu cerebro lo pueden revelar

Las personas que trabajan juntas en equipo pasan por un proceso de “fusión mental”, en el que sus cerebros se comienzan a sincronizar. Según una investigación expuesta en la Conferencia de NeuroGaming 2015.

Los científicos encontraron que las ondas cerebrales de los miembros de un mismo equipo se acoplan fuertemente, y que estas ondas pueden revelar quién va a surgir como el líder de un grupo. El método de escaneo cerebral utilizado en el estudio podría impulsar el trabajo en equipo en las organizaciones donde la cohesión del grupo es necesaria.

En un estudio, a pequeños grupos de estudiantes se les dio problemas de matemáticas o ciencias que requerían de solución de colaboración, mientras se les tomaba electroencefalografías (EEG) para realizar un seguimiento de los patrones de actividad eléctrica a través del cerebro de cada persona.

 

 

lider 2

Foto: FECOMERCIO

 

 

Cuando los compañeros de equipo estaban trabajando juntos de manera efectiva, sus ondas cerebrales se sincronizaron con fuerza. Por ejemplo, mostraron aumentos similares en la actividad en áreas del cerebro vinculadas a la participación, la atención o la carga de trabajo cognitivo, explica Chris Berka, directora general de Supervisión Avanzada del cerebro, y líder del trabajo.

Los investigadores pudieron identificar que la persona que emergería como un líder tenía un incremento en la actividad eléctrica de ondas theta en la línea media del cerebro, un indicador clave de compromiso mental. "La persona que iba a emerger como un líder, cada vez que hablaba, aumentaba el compromiso del equipo”, explica Berka. Los investigadores identificaron al líder emergente en base a las votaciones del propio equipo y observaciones del comportamiento del grupo.

"No tenía nada que ver con qué la frecuencia en que hablaban, sino en la forma en que lo hacían”, dice Berka. Curiosamente, cuando otras personas estaban hablando, los miembros del equipo suprimieron la actividad cerebral en las regiones clave. Los investigadores tienen la hipótesis de que esta supresión permite que la gente se centre o preste más atención a lo que otra persona está haciendo, generando más empatía, añade Berka.

 

 

FUENTE: Live Science


Compartir Twittear Compartir