Estar sentados por mucho tiempo nos vuelve más ansiosos

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
22 de Junio de 2015 a las 13:58
Compartir Twittear Compartir
Estar sentados por mucho tiempo nos vuelve más ansiosos

Sentarse por largos periodos de tiempo y trabajar en situaciones de poca interacción social podría conducir a un mayor riesgo de ansiedad, de acuerdo con la primera revisión sistemática que asocia la conducta sedentaria y la ansiedad.

La ansiedad afecta ahora a 27 millones de personas en todo el mundo. No solo tiene síntomas físicos tales como la respiración restringida, dolores de cabeza y corazón palpitante, sino que también ha sido también vinculada a casos de la enfermedad cardíaca crónica y cáncer. "Como anécdota, estamos viendo un aumento en los síntomas de ansiedad en nuestra sociedad moderna, que parecen ser paralelos al aumento de la conducta sedentaria", dijo el investigador principal, Megan Teychenne de la Universidad de Deakin en un comunicado de prensa.

 

 

sit 2

Foto: Science Alert

 

 

Teychenne y su equipo analizaron los resultados de nueve estudios que investigaron la relación entre la ansiedad y la conducta sedentaria. En cinco de los estudios, los investigadores encontraron una asociación positiva entre el número de horas que una persona permanece sentada en la semana y el riesgo de desarrollar ansiedad. "Estos resultados son similares a los encontrados en los exámenes previos que han evaluado la relación entre la conducta sedentaria y otros resultados específicos de salud mental como la depresión", escriben en la revista BMC Public Health.

Un estudio que encontró que el 36 % de los estudiantes de secundaria que pasaban más de dos horas de tiempo frente la pantalla por día eran más propensos a experimentar casos de ansiedad que los que pasaban menos de dos horas. No es definitivo, pero Teychenne piensa que hay suficiente cantidad de asociación para justificar una mayor investigación.

El siguiente paso sería investigar qué podría existir tal vínculo. ¿Qué tiene sentarse y no hablar con nadie durante largos periodos de tiempo que pueda dar lugar a efectos mentales adversos? Teychenne y su equipo dicen que puede ser porque ver televisión, jugar videojuegos y trabajar en la noche puede afectar los patrones de sueño de una persona, retirarlos de las interacciones sociales y conducir a la mala salud metabólica. Este aislamiento social y los efectos adversos  podrían a su vez conducir a un sentimiento crónico de ansiedad, dicen.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir