Esto es lo que cada una de las drogas más comunes le hacen a tu cerebro

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
17 de Julio de 2015 a las 11:00
Compartir Twittear Compartir
Esto es lo que cada una de las drogas más comunes le hacen a tu cerebro

Sabemos que las diferentes drogas nos hacen experimentar el mundo que nos rodea de maneras muy distintas, y sus secuelas son a menudo desagradables. Pero, ¿sabes qué están haciendo estas sustancias al entrar a tu cerebro?

 

 

Marihuana

Cuando el ingrediente activo de la marihuana, el THC, golpea el cerebro, hace que las células del cerebro liberen dopamina para sentirse bien. La dopamina es una parte del sistema de recompensa del cerebro, la misma sustancia química que nos hace sentir bien cuando hacemos cosas agradables como comer y tener sexo.

 

 

Hongos Mágicos

Un estudio reciente mostró que el principal ingrediente psicoactivo de los hongos, la psilocibina, parece calmar la actividad cerebral tradicional y en su lugar inicia nuevas conexiones entre las diferentes áreas del cerebro. Estas nuevas conexiones pueden ser la causa de las alucinaciones y algunas de sus cualidades antidepresivas.

 

 

adiccion 2

Foto: blogenfermedades

 

 

Alcohol

Al igual que otras drogas, el alcohol afecta la química del cerebro al alterar los niveles de los neurotransmisores, los mensajeros químicos que pasan a lo largo de las señales que controlan nuestro pensamiento y comportamiento. El alcohol ralentiza nuestro pensamiento, respiración y ritmo cardíaco al detener nuestros mensajeros "excitadores", los que normalmente aumentan nuestros niveles de energía. Pero amplifica nuestros mensajeros “inhibidores”, los que por lo general trabajan para calmar los ánimos. También aumentan los niveles de dopamina.

 

 

Heroína

El cerebro convierte la heroína en morfina, que se une a las moléculas en las células de los receptores opioides del cerebro y esto altera la forma en que percibimos el dolor y las recompensas. Esto explica el sentido creciente de euforia que muchas personas sienten cuando se inyectan la droga. Como también tenemos receptores opioides en nuestro tronco cerebral, principal centro de control del cuerpo, una sobredosis de heroína puede ralentizar la respiración e incluso hacer que dejemos de respirar, lo que lleva a daño cerebral, coma o muerte.

 

 

Analgésicos opiáceos con receta

Investigaciones recientes han arrojado luz sobre un posible vínculo entre el uso de analgésicos y opiáceos como Vicodin y OxyContin. Un informe de los CDC publicado en julio encontró que las personas que abusaron de los opiáceos eran 40 veces más propensas a abusar de la heroína. Ambas sustancias actúan de manera similar en el cerebro.

 

 

adiccion 3

Foto: lanacion

 

 

Cafeína

La cafeína es la droga psicoactiva más utilizada en el mundo. Como estimulante del sistema nervioso central, la cafeína puede darnos un impulso del estado de ánimo temporal. Pero esto también puede dejarnos más irritables y ansiosos. La cafeína también nos mantiene alerta mediante la imitación de una molécula llamada adenosina en el cerebro.

 

 

LSD

Al igual que los hongos mágicos, el LSD es un alucinógeno. Los alucinógenos afectan principalmente la zona del cerebro responsable de regular nuestro estado de ánimo, pensamientos y percepción, perotambién influyen en otras regiones que controlan la forma en que respondemos al estrés. Algunos usuarios han descrito extensos viajes con estos fármacos. Los efectos a corto plazo del LSD pueden incluir la impulsividad, los rápidos cambios en las emociones que van desde la euforia a la tristeza, mareos y aumento del ritmo cardíaco.

 

 

Éxtasis

El éxtasis o MDMA, amplifica la actividad de al menos tres neurotransmisores diferentes, incluyendo la dopamina, norepinefrina y serotonina, que desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de nuestro estado de ánimo. Los altos niveles de serotonina pueden explicar el impulso de ánimo que muchos usuarios de MDMA sienten, pero es esta misma serotonina en sus niveles bajos lo que contribuye a la depresión del día siguiente al uso del éxtasis.

La investigación sugiere que el uso de MDMA crónico (un par de pastillas cada fin de semana durante años o de 10 a 20 píldoras en un fin de semana) es destructivo para el cerebro. Dos estudios recientes que comparan los consumidores crónicos con aquellos que rara vez o nunca consumen, encontraron que los consumidores crónicos obtuvieron calificaciones más bajas en las pruebas de memoria y aprendizaje.

 

 

Cocaína

Ya sea inhalada, fumada o inyectada, la cocaína entra en el torrente sanguíneo y penetra en el cerebro en cuestión de segundos. Una vez allí, se produce una intensa sensación de euforia, ya que abruma el cerebro con dopamina para sentirse bien. La sensación de placer es tan poderosa que algunos animales de laboratorio, cuando se les da la opción, elegirán la cocaína sobre los alimentos hasta que se mueran de hambre. La parte del cerebro más agudamente afectada por la cocaína incluye los centros de memoria, lo que puede explicar en parte algunas de sus propiedades adictivas.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir