Estudio: Cocaína y metanfetaminas asociadas a cambios en área “moral” del cerebro.

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
28 de Julio de 2016 a las 12:20
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Cocaína y metanfetaminas asociadas a cambios en área “moral” del cerebro.
Internet

Las personas que consumen cocaína o metanfetaminas en forma regular pueden tener alteraciones en las regiones del cerebro que están implicadas en la elección entre el bien y el mal, en comparación con las personas que no usan estas sustancias, según un nuevo estudio publicado en Psychopharmacology.           

Los investigadores encontraron que, durante una tarea que puso a prueba la toma de decisiones morales en internos de una prisión, los reclusos que habían utilizado regularmente cocaína o metanfetamina mostraron menos actividad en la amígdala, una región del cerebro que ayuda a una persona a regular y comprender las emociones, en comparación con los otros internos.

Por otra parte, cuanto más tiempo había pasado una persona utilizando cualquiera de los dos estimulantes, menor actividad tenía en la corteza cingulada anterior, una región del cerebro que coordina las habilidades mentales que intervienen en la toma de decisiones que involucran cuestiones morales. "Este es el primer estudio que sugiere deficiencias en los sistemas neuronales de procesamiento moral en consumidores de cocaína y metanfetamina", explica la autora principal del estudio, Samantha Fede, estudiante graduada en el departamento de psicología de la Universidad de Nuevo México.

Sin embargo, mientras que el estudio mostró una asociación entre el consumo de drogas y las diferencias en las regiones del cerebro implicadas en la cognición moral, no demuestra que el consumo de drogas provoque estos cambios. Es posible, por ejemplo, que las personas cuyos cerebros ya tenían diferencias en estas regiones sean propensas al consumo de estas sustancias.

En el estudio, los investigadores analizaron  a más de 200 hombres encarcelados en Nuevo México y Wisconsin. Definieron consumo como al menos 3 veces por semana. El grupo de estudio contenía 131 usuarios de drogas estimulantes y 80 no consumidores, según los investigadores. Luego, los investigadores escanearon los cerebros de todos los internos mientras completaban una tarea en la que se evaluaron si ciertas frases eran moralmente objetables.

Los nuevos resultados e investigaciones previas, han sugerido que los volúmenes de estas mismas regiones del cerebro pueden disminuir en usuarios de drogas estimulantes. Los hombres en el estudio estaban en prisiones de seguridad media, lo que significa que muchos de ellos habían sido encarcelados por delitos contra la salud, en lugar de crímenes violentos. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar que los resultados se sostengan también en los usuarios de drogas que no están en la cárcel.

 

FUENTE: Live Science


#metanfetamina #cocaina #moral
Compartir Twittear Compartir