Estudio: Conducta psicópata asociada a cambios en la corteza prefrontal

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
16 de Mayo de 2017 a las 09:57
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Conducta psicópata asociada a cambios en la corteza prefrontal
Foto: Internet

Después de escanear los cerebros de 124 reclusos en los EE.UU., un equipo de investigación de la Universidad de Winsconsin-Madison, encontró que los rasgos psicopáticos como la falta de empatía y el comportamiento antisocial impulsivo se asociaron con volúmenes de materia gris más grandes que el promedio en la corteza prefrontal. El estudio se publicó en Social Cognitive and Affective Neuroscience.

El hallazgo no significa que los cambios en la corteza prefrontal pueden causar psicopatía o viceversa, ya que una correlación no es igual a la causalidad. Más bien, se sugiere que los cambios conductuales producen los cambios en la estructura y funcionalidad cerebral.

Este no es el primer estudio que relaciona los cambios en la corteza prefrontal con la psicopatía, y sugiere un vínculo que vale la pena investigar más a fondo. "Los individuos con psicopatía representan una cantidad desproporcionada de delitos en los Estados Unidos", dijo uno de los investigadores, Cole Korponay de la Universidad de Wisconsin-Madison, a Eric W. Dolan en PsyPost.

"Aunque sólo comprenden alrededor del 1 % de la población en su conjunto, las personas con psicopatía representan entre 15-25 $ de la población carcelaria y se estima que son responsables de casi 460 mil millones de dólares en costos sociales criminales anuales".

Los psicópatas se clasifican generalmente como personas con comportamiento antisocial, empatía deteriorada y rasgos egoístas. Y al contrario de lo que Hollywood podría decirte, no son todos genios. Y no todos los psicópatas pasarán a convertirse en criminales: algunos son miembros de la sociedad que funcionan muy bien, pero muchos luchan con su falta de autocontrol y la incapacidad de empatizar y entender cómo sus decisiones pueden afectar a otros.

Es evidente que estos rasgos de comportamiento conllevan una alteración en la corteza prefrontal, el área del cerebro asociada con conductas como la planificación, la moderación del comportamiento social y la toma de decisiones. Pero para tener una mejor comprensión, los investigadores realizaron exploraciones de MRI en 124 reclusos en una prisión de mediana seguridad en Wisconsin. Para medir su psicopatía se les aplicó el Psychopathy Checklist Revised, una prueba de diagnóstico común de 20 preguntas.

El equipo encontró que los internos que mostraban tendencias psicopáticas tenían un volumen de materia gris mayor que el normal en la corteza prefrontal. También encontraron una correlación entre psicopatía y mayor conectividad entre dos subregiones particulares de la corteza prefrontal : el giro frontal medio izquierdo y el giro frontal inferior derecho. "Los resultados no fueron atribuibles a la edad, la raza, el CI, la historia de uso de sustancias o el volumen cerebral", escriben los investigadores.

Por supuesto, no se puede saber si estos cambios ocurren antes de las manifestaciones conductuales, después, o si ocurren el paralelo (que es lo más probable) por lo que es peligroso decir que se podría diagnosticar y prevenir la delincuencia con solo un escaneo cerebral. Sin embargo, la importancia de este estudio radica en la posibilidad de comprender cómo es que la conducta genera cambios estructurales en el cerebro y la forma en que se puede prevenir evitando reforzar conductas impulsivas, agresivas y fomentando la empatía desde pequeños.

 

FUENTE: ScienceAlert

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#cerebro #corteza #psicopatia #prefrontal
Compartir Twittear Compartir