Estudio: El sentido del olfato está relacionado con la longevidad

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
23 de Septiembre de 2015 a las 10:50
Compartir Twittear Compartir
Estudio: El sentido del olfato está relacionado con la longevidad

Al medir cómo se mueven los gusanos se mueven hacia un aroma en particular, los investigadores del Instituto Salk fueron capaces de predecir si los gusanos serían longevos o no. El hallazgo ha sido publicado en la revista eLife y muestra cómo los nematodos (C. elegans) procesan la información sobre el medio ambiente y cómo cambian los circuitos de su cerebro conforme envejecen.

 

"No estamos diciendo que una mejor capacidad olfativa haga que vivamos más, pero este comportamiento probablemente indica algún tipo de fisiología subyacente”, dice Sreekanth Chalasani, profesor asistente en el Laboratorio de Neurobiología Molecular de Salk.

 

Los  pequeños C. elegans tiene 12 pares de neuronas especializadas en su cerebro que detectan los estímulos en el ambiente. Los científicos habían identificado previamente pares individuales de estas neuronas que respondían a los olores atractivos. Chalasani y sus colegas querían entender todo este proceso con más detalle. En su nuevo trabajo, los investigadores midieron las respuestas de las 24 neuronas de las C. elegans al exponerlos a benzaldehído, una sustancia química que desprende un agradable olor a almendras.

 

 

olfato 2

fuente: internet

 

 

Curiosamente, estas células se dividieron en neuronas primarias y secundarias. Las neuronas primarias mostraron actividad en respuesta al benzaldehído, mientras que las neuronas secundarias respondieron a las señales enviadas por las neuronas primarias. Al contar con un circuito neuronal estructurado de esta manera, el equipo de la hipótesis concluyó que este gusano puede obtener mejor información sobre la fuerza o concentración de un olor.

 

Este proceso evidencia una flexibilidad de comportamiento en estructuras tan simples como las C. elegans. Los investigadores especulan que otras especies con cerebros más grandes pueden utilizar los circuitos neuronales de estructura similar para representar la información sensorial y ajustar sus comportamientos.

 

Los gusanos (como otros animales y las personas) a menudo comienzan a perder su sentido del olfato con la edad, Chalasani y Leinwand miden cómo este circuito compuesto por neuronas primarias y secundarias van cambiando conforme los C. elegans se hacen más viejos. Mientras que las neuronas primarias no muestran una disminución de la actividad, las neuronas secundarias se vuelven menos activas con la edad. Esto sugiere que la comunicación entre las neuronas se degrada con la edad, un fenómeno que también podría ser cierto en otros circuitos neuronales en muchas especies diferentes.

 

En el experimento, los científicos encontraron que los gusanos viejos que aún tenía éxito en encontrar el olor vivían alrededor de 16% más que los animales que no eran buenos en avanzar hacia el olor.  Entonces, es posible que la manipulación del sistema nervioso puede ser una forma para minimizar los efectos del envejecimiento o rejuvenecer las funciones del cerebro.

 

 

FUENTE: Science Daily


Compartir Twittear Compartir