¿Por qué el tiempo pasa lento cuando te aburres? Aquí la respuesta científica

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
13 de Diciembre de 2016 a las 15:29
Compartir Twittear Compartir
¿Por qué el tiempo pasa lento cuando te aburres? Aquí la respuesta científica
Foto: Internet

El tiempo parece pasar más lento cuando esperamos algo con ansias o cuando estamos aburridos. Pero cuando llega la situación esperada, el tiempo parece acelerarse. Incluso, al crecer, nos parece que el tiempo se acelera y que los años pasan demasiado rápido.

Un nuevo estudio publicado en Science, revela que el responsable de esta sensación es la dopamina, un neurotransmisor implicado en el amor, la recompensa, la motivación y el movimiento.

Ya hace algunos años existe la hipótesis del “reloj de dopamina”, que maneja la sensación del tiempo psicológico que sentimos durante la espera anhelada de algo. Entran en juego situaciones como la motivación, la atención y las emociones. El juicio sobre el tiempo no está ligado a ningún órgano de los sentidos, pero la sensación subjetiva es necesaria para la supervivencia en todas las especies.

Las neuronas que producen dopamina y que están en el cerebro medio o mesencéfalo tendrían un rol en la regulación del reloj interno. Los científicos del Centro Champalimaud para lo Desconocido (Lisboa) analizaron la actividad de estas neuronas en ratones que habían sido entrenados para calcular el intervalo entre dos señales acústicas. Luego de meses de entrenamiento, los ratones lograron estimar el tiempo con precisión.

Le midieron la actividad neuronal en estas neuronas mientras iban aprendiendo y encontraron que su activación o inhibición transitoria podía frenar o acelerar la estimación del tiempo. “Si las estimulaban para producir más dopamina, los ratones tendían a subestimar el tiempo, y si las silenciaban, tendían a sobreestimarlo”, escribe Pilar Quijada, para ABC. “Esto demuestra que la actividad de estas neuronas es suficiente para alterar la percepción del paso del tiempo”, explican los investigadores.

Ahora, una situación experimental de laboratorio en ratas no necesariamente se puede aplicar en humanos, pero los científicos creen que hay dos hechos que pueden confirmar que esto también sucede en las personas: “la capacidad de los jóvenes amantes, con su cerebro inundado de dopamina, para permanecer despiertos toda la noche hablando, sin notar el paso del tiempo (…) y la percepción de que el tiempo pasa muy lento en las personas con párkinson, una enfermedad en la que hay un déficit precisamente de dopamina”, finalizan.

 

FUENTE: ABC


#cerebro #tiempo #dopamina
Compartir Twittear Compartir