Estudio: Embarazo cambia la estructura cerebral de la madre por 2 años

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
20 de Diciembre de 2016 a las 10:13
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Embarazo cambia la estructura cerebral de la madre por 2 años
Foto: Internet

Se padre es una experiencia que altera la vida… pero también altera el cerebro, según una nueva investigación publicada en Nature Neuroscience. Los escáneres cerebrales de personas embarazadas mostraron que las áreas involucradas en el procesamiento de información social se volvieron a conectar después del primer embarazo, y esos cambios duraron al menos dos años. Estos cambios estarían ayudando a las nuevas madres a unirse y cuidar a sus bebés.

Sin embargo, no es el único momento de la vida donde esto sucede. En la pubertad el cerebro se reorganiza también como parte de los cambios de la edad.  La investigadora posdoctoral Elseline Hoekzema y sus colegas de la Universitat Autònoma de Barcelona compararon las imágenes de MRI de 25 personas antes y después de su primer embarazo y descubrieron que el volumen de materia gris de las madres se redujo en algunas áreas.

Las regiones cerebrales que se alteraron están involucradas en la comprensión de los pensamientos, emociones, deseos y motivaciones de los demás. Entonces, ¿por qué la reducción de materia gris en esas áreas sería bueno? Hoekzema piensa que podría significar que otros caminos se están gestando en una red especializada y más eficiente. Estos cambios ayudarían a la madre a reconocer lo que su bebé necesita y formar un vínculo saludable entre madre e hijo.

Los resultados mostraron una clara distinción entre las madres primerizas y todos los demás participantes, incluyendo a los nuevos padres, con una reducción en el volumen de materia gris de las madres en la corteza medial frontal y posterior, además de la corteza prefrontal y temporal.

Cuando se trata de madres primerizas, los investigadores sugieren que el cambio podría ser un mecanismo evolutivo en respuesta a la adaptación a las necesidades emocionales de un niño recién nacido. Por supuesto, los padres primerizos también necesitan adaptarse a sus nuevas circunstancias de crianza. Sin embargo, dado que los escáneres de resonancia magnética no mostraron ningún tipo de pérdida similar de volumen de materia gris por parte de los padres, los investigadores piensan que el cambio en las madres primerizas debe ser provocado por procesos biológicos durante el embarazo, como las fluctuaciones hormonales y factores ambientales.

"Sospecho que los cambios pueden ser permanentes", dice Hoekzema, "pero esto es pura especulación en este momento".

 

FUENTES: Science Alerte, POPSCI


#cerebro #embarazo
Compartir Twittear Compartir