Estudio: Juguetes que hablan son malos para el desarrollo del lenguaje

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
6 de Enero de 2016 a las 08:26
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Juguetes que hablan son malos para el desarrollo del lenguaje

Un estudio que acaba de publicarse en JAMA Pediatrics, revela que si los niños juegan con juguetes que hablan, puede afectar el desarrollo del lenguaje. Los juguetes que emiten luces, voces y sonidos generan tanta actividad e interés que rompen el triángulo de aprendizaje: el aparato actúa mientras padres e hijos miran.

Anna Sosa, especialista en desarrollo infantil del lenguaje, explica que mientras juegan con juguetes electrónicos que hablan, padres y madres usan menos palabras, generan menos conversaciones y menos respuestas de sus hijos e hijas que al jugar con bloques de madera, figuritas o libros, que provocan mucha más interacción verbal.

El estudio se realizó durante año y medio con 26 parejas de hijos de entre 10 y 16 meses y madres (solo un padre), dejando que jugaran con tres tipos de elementos. Al jugar en casa se propiciaba una interacción más realista, que quedaba grabada para ser procesada por un software específico. Se comparó la conversación que surgía del uso de juguetes electrónicos (portátiles y móviles de juguete y una granja que emite sonidos) con juguetes clásicos (granja con fichas de animales de madera, bloques de goma y piezas de distintas formas para encajar) y con la lectura de libros infantiles.

Con los aparatos electrónicos, las madres usaron en promedio 40 palabras por minuto, en comparación con las 56 palabras empleadas con juguetes tradicionales y las 67 con los libros. La diferencia resultó mucho más notable en el análisis de las interacciones entre madre e hijo, las vocalizaciones espontáneas de los críos, las respuestas y los turnos de conversación entre ambos, que fueron mucho más ricas en juegos sin pilas. "Me sorprendió que los juguetes tradicionales crearan una interacción comunicativa de tanta calidad como jugar con libros", reconoce Sosa, investigadora de la Universidad de Northern Arizona.

Los bebés aprenden a hablar y a relacionarse escuchando a sus mayores y no hay evidencia de que puedan hacerlo escuchando máquinas. Entablar turnos de conversación durante el juego no solo enseña lenguaje y sienta las bases para la alfabetización; además, ayuda a aprender habilidades sociales, a interpretar roles y a aceptar el papel de los demás, escuchando, a través de la empatía.

Si el uso de la tablets y smartphones está ocupando el lugar de otro tipo de interacciones sociales que sabemos son beneficiosas para el lenguaje y el desarrollo social, advierte Sosa, sin duda podría tener un impacto negativo en estas áreas. "Creo que es importante que los padres entiendan que estos juguetes electrónicos, aplicaciones y juegos, incluso los comercializados como educativos, son un entretenimiento para los niños y no una herramienta para su desarrollo", asegura la especialista.

 

FUENTE: El País


#lenguaje #desarrollo #niño #juguete
Compartir Twittear Compartir