Estudio: La productividad es contagiosa

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
31 de Mayo de 2016 a las 08:29
Compartir Twittear Compartir
Estudio: La productividad es contagiosa
Internet

¿Te diste cuenta que puedes trabajar mejor en una cafetería que en tu cuarto solo? Puede que sea porque la productividad y la concentración son contagiosas. La idea de que trabajar en lugares ruidosos, como cafés, mejora la creatividad y la concentración ha tenido una gran cantidad de prensa en los últimos años. La investigación ha demostrado que un nivel moderado de ruido ambiental, tal como el repiqueteo de cubiertos y el zumbido de una máquina de café, mejora el rendimiento en las tareas creativas.

Incluso hay un sitio web que puede ayudar a replicar el sonido de un café y se llama Coffitivity, y reproduce sonidos ambientales grabados en las cafeterías. Pero, ¿cuál podría ser la razón de que las personas trabajen mejor en un ambiente con aparentes distractores? Hemos sabido de los efectos audiencia por cerca de 100 años. Del mismo modo, también es conocido que se obtienen mejores resultados cuando tenemos a alguien para competir.

Pero ninguno de estos fenómenos explica por qué estar en una cafetería llena de gente leyendo y charlando hace que seamos más productivos. Un estudio reciente sugiere que el esfuerzo mental es contagioso, es decir, simplemente estar cerca de personas que están trabajando es suficiente para hacernos trabajar más duro a nosotros mismos.

Este experimento se realizó sentando personas que estaban haciendo diferentes tareas una al lado de la otra. Cuando la tarea de una sola persona era más difícil, la persona junto a ella trabajó más duro también, a pesar de que no podía ver lo que había en la pantalla de la computadora de su vecino. Cómo se produce este efecto no está claro, pero podría ser que estamos influenciados por señales sutiles, tales como la postura del cuerpo de una persona o su respiración.

Así que en lugar de reproducir el sonido del tintineo de los cubiertos y máquinas de café, podría ser más útil para buscar un establecimiento lleno de otras personas que trabajan duro, como una biblioteca. Si prefieres trabajar en la proximidad de la cafeína, puede ser mejor idea elegir un café lleno de gente de trabajo, en lugar de uno donde la clientela va para socializar.

En cuanto a la potencia de ruido de fondo, si bien puede ser mejor que nada, hay una gran cantidad de evidencia que sugiere que escuchar la música que nos gusta es aún mejor. La música que nos estimula parece mejorar nuestras capacidades cognitivas. Por eso, busca tus audífonos, tu laptop y anda a la cafetería de tu gusto.

 

FUENTE: New Scientist


#productividad #concentracion
Compartir Twittear Compartir