Estudio: Recordar experiencias positivas puede combatir la depresión e incluso prevenirla

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
18 de Junio de 2015 a las 14:32
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Recordar experiencias positivas puede combatir la depresión e incluso prevenirla

Recordar sucesos pasados que nos hicieron sentir bien es un poderoso antídoto para combatir la depresión e incluso prevenirla. Al menos, es lo que ha comprobado en roedores un equipo de investigadores del Instituto Tecnólogico de Massachussetts liderado por el premio Nobel Susmu Tonegawa. Su trabajo se publica en la revista Nature.

 

En noviembre del año pasado, psicólogos de la Universidad de Rutgers sometieron a un grupo de voluntarios a resonancia magnética para ver cómo y qué partes de su cerebro se activan cuando nos recreamos en los buenos tiempos. Y vieron que revivir mentalmente esas experiencia positivas ponían en marcha el sistema de recompensa del cerebro y aumentaba la motivación. El resultado era tan intenso que los participantes renunciaron a recibir una recompensa económica ofrecida a cambio de salir de ese ensimismamiento tan gratificante.

 

Ahora, los investigadores liderados por Tonegawa han dado un paso importante y muy en consonancia con las observaciones en humanos de los psicólogos de Rutgers. En concreto, han demostrado que la reactivación artificial en roedores de un recuerdo positivo puede suprimir los efectos de la depresión inducida por el estrés. Para probarlo usaron ratones de laboratorio, a los que primero les proporcionó una experiencia gratificante, como ponerles en una jaula en la que había una hembra de su especie. Después les sometieron a una experiencia neutra: les dejaron solos en otra jaula. Y finalmente una experiencia algo más estresante, como inmovilizarlos.

 

 

depre 2

Foto: ABC

 

 

Los científicos estuvieron muy atentos a las neuronas que se activaban en cada caso, para almacenar cada una de esas experiencias (positiva, neutra y negativa, respectivamente). Después revivieron los distintos recuerdos en el cerebro de los roedores, activando las neuronas implicadas en cada caso. El equipo utilizó una técnica denominada optogenética que permite activar y desactivar neuronas a voluntad de los investigadores.

 

Después de haber deprimido a los roedores por una experiencia estresante durante diez días, los investigadores vieron que solo al activar el grupo de neuronas que contenían el recuerdo positivo de la estancia del roedor en la jaula con su compañera, se recuperaban de los síntomas de la depresión. Y bastaban cinco días de “luminoterapia” para lograr eclipsar los efectos del estrés acumulados durante diez días.

 

Curiosamente los roedores que habían sido sometidos a las mismas experiencias positivas, pero sin aplicarles la estimulación lumínica, no parecían recuperarse de la depresión, incluso aunque les pusieran de nuevo en la jaula con compañía femenina. Lo que significa que en estos casos, el recuerdo tiene un poder sanador más intenso que vivir la propia experiencia. Además de proteger contra la depresión, o quizá por eso, recordar los buenos momentos restaura la producción de neuronas nuevas en los roedores, que disminuye con la exposición al estrés.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir