Estudio revela que el ojo humano capta una imagen en 13 milisegundos

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
22 de Enero de 2014 a las 15:26
Compartir Twittear Compartir
Estudio revela que el ojo humano capta una imagen en 13 milisegundos

La capacidad visual humana es más poderosa de lo que nuestra experiencia cotidiana nos hace pensar. Esto lo mostró un equipo de neurocientíficos del MIT, que ha medido el nivel del ojo humano para el procesamiento de imágenes enteras. Los resultados de su estudio han determinado que el cerebro puede identificar imágenes en tan solo 13 milésimas por segundo.

Estudios anteriores midieron la velocidad de detección y establecieron que la velocidad era de 100 milisegundos.

 

022e o1

La velocidad con la que el ojo puede captar una imagen para que el cerebro la procese es de 13 milisegundos. Foto: deskarati

 

Para esta nueva investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista Attention, Perception, and Psychophysics, se buscaba medir la velocidad con que el cerebro captaba una imagen y desarrollaba un concepto con ella; solo así se confirmaba que la imagen era registrada.

El experimento consistió en mostrar series de seis o doce imágenes. De entre estas, se pedía a los participantes identificar imágenes específicas de "un día de campo" o de una "pareja sonriente" en la secuencia. La mayoría de las figuras se mostraba durante 80 milisegundos; las otras dos, que eran las que se pedía identificar duraron en cambio solo 13 milésimas. Todas fueron mostradas sin intervalos.

 

022e o2

El estudio del MIT revela que el proceso de captación implica también el procesamiento de conceptos a partir de las imágenes. Foto: internet 

 

Mary Potter, miembro del Departamento de Cerebro y Ciencias Cognitivas del MIT y coautora de la investigación, explicó: "El hecho de que puedas hacer eso a estas altas velocidades nos indica que lo que hace la visión es encontrar conceptos".

La identificación rápida es un proceso cognitivo que inicia cuando la información visual llega a la retina, luego se dirige al cerebro, donde es procesada; ahí se establecen parámetros como la forma, el color y la orientación.

 

 

Este proceso mental implica el cambio de enfoque del objeto de hasta tres veces por segundo. Esto se hace para que el cerebro cuente con la información suficiente en un lapso de tiempo corto; a partir de la información visual, se desarrolla la información conceptual.

En anteriores investigaciones realizadas por el equipo del MIT, se detectó que el cerebro podía identificar imágenes en 100 milisegundos.

 

MOLDE-POST

La velocidad de procesamiento es unidireccional. Foto: nwvisiontherapy.com

 

Para realizar este nuevo estudio, se fue incrementando gradualmente la velocidad en la que se iban mostrando las figuras hasta que los participantes ya no fueron capaces de reconocerlas y empezaron a tratar de adivinar al azar.

Para calcular el tiempo de captura de la imagen visual, el equipo del MIT partió proyectando imágenes a una velocidad de exposición de 80 milisegundos, que luego fueron reduciendo poco a poco; de 80 a 53 milisegundos, luego de 40 a 27, y finalmente a 13 milisegundos.

Esta conclusión no coincide con la de los estudios anteriormente hechos al respecto. Para Potter, esta mayor velocidad puede deberse a ciertas variables tomadas en cuenta por el equipo del MIT.

 

 

Los participantes en el experimento pudieron adaptarse a la dinámica de exposición de imágenes y hacer que su capacidad de captación sea más enfocada y, por ende, más corta.

Otra conclusión importante a la que llegaron es que el cerebro puede extraer el concepto de una imagen expuesta, en 13 milisegundos, incluso si no hay forma de predecir lo que va a ser mostrado.

Del mismo modo, esta medición muestra que el flujo de información unidireccional (desde la retina hacia el cerebro) es suficientre para la identificación de imágenes y la configuración de conceptos, sin tener que recircular los datos visuales o hacer un proceso de retroalimentación.

 

022e o3

A pesar de la velocidad con que el ojo capta la imagen, esta permanece retenida en el cerebro. Foto: ctmmataro.com

 

Esto refuerza otra hipótesis del equipo que sostiene que el cerebro sigue procesando una imagen mostrada por 13 milisegundos por más que ya no sea mostrada otra vez. "Tiene que haber algo en el cerebro que haya mantenido aquella información al menos durante ese tiempo".

Que la capacidad de identificación sea tan rápida, más de lo que se asumía en otros estudios, se debería a que el cerebro necesita tiempo para determinar donde enfocar la mirada, en qué aspecto de la imagen. Si decidir dónde se enfoca la mirada puede llevar entre 100 y 140 milisegundos, la comprensión y procesamiento de imágenes debe ocurrir en ese rango.

Para profundizar en cómo se desarrolla el procesamiento en el cerebro, el equipo del MIT está analizando cerebros de personas con escáners que trabajan con magnetoencefalografía (MEG), con el fin de identificar qué zonas del cerebro intervienen en la identificación visual.

Fuente MIT


Compartir Twittear Compartir