Éxtasis podría ser usado para reducir la ansiedad en personas con cáncer o enfermedades terminales

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
28 de Mayo de 2015 a las 02:43
Compartir Twittear Compartir
Éxtasis podría ser usado para reducir la ansiedad en personas con cáncer o enfermedades terminales

Un grupo de terapeutas californianos ha obtenido permiso para utilizar la droga en un estudio que busca averiguar si ésta podría reducir la ansiedad en personas afectadas por el cáncer u otras enfermedades potencialmente mortales. El estudio se publica en Progress in Neuro-Psychopharmachology and Biological Psychiatry.

El MDMA es muy popular en los sitios nocturnos y popularmente es llamada como “la droga del amor”, este MDMA es una droga empatógena perteneciente a las clases de las anfetaminas sustituidas y la feniletilamina, estas sustancias producen principalmente una sensación de euforia, por lo que el éxtasis es conocido por generar no solo euforia, sino también una sensación de intimidad con los demás y la disminución de la ansiedad.

 

 

mdma 2

Foto: IFLS

 

 

El psiquiatra Philip Wolfson, defensor de la psicoterapia con MDMA, comenzó el proceso de reclutamiento de 18 personas que formarán parte del estudio, el cual comenzará el próximo año. Según él, en vez de sedar o calmar al paciente, una experiencia de 4 o 5 horas en MDMA puede ser “potencialmente transformador” siempre que se use en un contexto seguro y controlado.

“Es una sustancia que aporta un tipo de psicoterapia especialmente profunda y significativa, además de ser efectiva muy rápidamente”, dijo Wolfson.

A pesar de que el MDMA es ilegal en Estados Unidos desde los años ochenta, Wolfson ha obtenido el permiso de la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos para llevar a cabo el estudio y administrar la droga a sus participantes.

Todavía es pronto, sin embargo, para decir si el MDMA seguirá el mismo patrón que la marihuana, cuya descriminalización para uso médico labró el camino de su progresiva legalización.

 

 

FUENTE: IFL Science


Compartir Twittear Compartir