La discriminación (y no el mayor peso corporal) hace que las personas hagan aún menos ejercicios

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
14 de Marzo de 2017 a las 11:15
Compartir Twittear Compartir
La discriminación (y no el mayor peso corporal) hace que las personas hagan aún menos ejercicios
Foto: internet

Las personas que sienten discriminadas por su peso son menos propensas a ejercitarse e iniciar hábitos saludables, según un nuevo estudio en Inglaterra publicado en BMJ Open.

En el estudio, aquellos que se sentían discriminados tenían 60 % más probabilidades de estar inactivos, y 30 % menos probabilidades de hacer ejercicio al menos una vez por semana, en comparación con aquellos que no sentían discriminación. Los hallazgos destacan cómo los sentimientos de discriminación pueden afectar la salud de las personas.

En el estudio, los investigadores analizaron datos de más de 5.400 hombres y mujeres de 50 años o más que vivían en Inglaterra y que habían respondido a las preguntas de una encuesta sobre sus hábitos de ejercicio y sentimientos de discriminación. Los participantes formaron parte de un largo estudio llamado Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento, que comenzó en 2002.

Alrededor del 5 % de las personas en el estudio informaron que habían sido discriminadas debido a su peso, hallaron los investigadores. Cuando los investigadores se centraron en categorías específicas de peso, encontraron que cuanto más pesaba la gente, más probabilidades tenían de reportar sentir discriminación. Por ejemplo, solo el 1 % de las personas con sobrepeso se sintieron discriminadas, en comparación con el 13 % de las personas con obesidad.

Los investigadores descubrieron que entre las personas en el estudio que reportaron sentirse discriminadas, el 10 % dijo que no practicaba actividad física regular y el 18 % dijo que solo había hecho actividad física al menos una vez a la semana. Las tasas de inactividad y actividad ligera fueron comparativamente más bajas en el grupo que no reportó sentimientos de discriminación, al 8 % y 14 %, respectivamente, a pesar de que sí tenían algún nivel de sobrepeso.

Los investigadores observaron que las sensaciones de la discriminación jugaron un papel más importante sobre la actividad física que el índice en sí de masa corporal. Las personas que se sentían discriminadas eran menos propensas a ejercitarse, independientemente de su peso, según el estudio. "Las personas que han experimentado discriminación relacionada con su peso pueden carecer de la confianza necesaria para ejercitarse", dijo en un comunicado la autora principal del estudio, Sarah Jackson, investigadora asociada en epidemiología y salud pública en el University College de Londres. "También pueden empezar a creer los estereotipos negativos contra sí mismos como que los gordos son perezosos y no tienen valor, lo que les hace sentirse derrotados antes de iniciar hábitos que podrían ser saludables como la actividad física", dijo. "Teniendo en cuenta los beneficios sustanciales de ser físicamente activo para la salud física y mental, las intervenciones que buscan incrementar la actividad física deberían centrarse prioritariamente en reducir la discriminación, esto tendría mayor impacto en la salud general, también en la salud mental de las personas con algún tipo de sobrepeso", finalizó

Así que si te interesa que alguien haga ejercicios… comienza por dejar de insistirle en que es por su bien. Empieza por aceptar que todos tenemos cuerpos diferentes, y prevenir la discriminación. Los hábitos saludables son decisiones individuales.

 

FUENTE: LiveScience


#obesidad #discriminacion #sobrepeso #ejercicios
Compartir Twittear Compartir