Neurociencias: Los 10 descubrimientos más importantes del cerebro en el 2016

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
30 de Diciembre de 2016 a las 15:20
Compartir Twittear Compartir
Neurociencias: Los 10 descubrimientos más importantes del cerebro en el 2016
Foto: Internet

La Fundación Brain and Behavior ha anunciado los 10 avances principales del 2016 de investigadores apoyados por sus becas NARSAD, que proporcionan una nueva visión de los misterios del cerebro y los posibles objetivos para comprender y tratar trastornos psiquiátricos que afectan a una de cada cinco personas, incluyendo trastorno bipolar, depresión, esquizofrenia y trastorno de estrés postraumático:

1. Nuevos Experimentos Revelan Circuito Cerebral Detrás de la Incapacidad de Experimentar el Placer

La anhedonia, o la incapacidad para sentir placer o disfrute, es un síntoma clave en varias enfermedades mentales incluyendo la depresión mayor y la esquizofrenia. Esta sensación de placer es generada en parte por los caminos neurales del cerebro involucrados en buscar y experimentar recompensa. Utilizando la optogenética para controlar la actividad de las neuronas dopaminérgicas en una parte del cerebro llamada corteza prefrontal medial, el equipo liderado por Conor Liston, pudo producir síntomas de anhedonia en roedores. La imagen cerebral ayudó a revelar que este circuito de recompensa cortical puede, a su vez, suprimir la actividad en otras partes del cerebro, como el estriado, que están involucradas en el comportamiento de búsqueda de recompensas. Los resultados fueron publicados en el Journal Science.

2. Un hito en la búsqueda de las causas de la esquizofrenia

La investigación de un gran equipo internacional que incluyó a los Dres. Sullivan y O'Donovan, líderes del Consorcio de Genómica Psiquiátrica, apuntan a una de las causas probables de la esquizofrenia en algunas personas: poda hiperactiva de las sinapsis en la corteza prefrontal del cerebro durante los primeros años de vida. El equipo se centró en la variación de los genes dando lugar a un grupo vital de proteínas llamado el complejo de histocompatibilidad mayor (MHC). Las proteínas del MHC forman parte del mecanismo utilizado por el sistema inmunológico para combatir a los invasores extranjeros. El equipo encontró variaciones en la expresión de los genes que afectan la actividad de sinapsis, dendritas, axones y cuerpos celulares. En ratones, estos genes mediaron la eliminación de sinapsis durante el desarrollo postnatal. La actividad excesiva de estos genes ayudan a explicar el número reducido de sinapsis en el cerebro de individuos con esquizofrenia. Los hallazgos fueron publicados en el Journal Nature.

3. Anomalías genéticas frecuentemente asociadas con trastornos del neurodesarrollo pueden ahora ser recreadas eficientemente en el laboratorio

Un nuevo método para recrear anomalías genéticas a gran escala conocidas como variaciones del número de copias (CNVs) facilitará a los científicos el estudio de los efectos de esas mutaciones, muchas de ellas relacionadas con el autismo y otros trastornos del neurodesarrollo. Los Dres. Gusella, Talkowski y sus colegas ya han utilizado el enfoque, denominado SCORE, para crear células humanas que llevan demasiadas o muy pocas copias de las regiones cromosómicas conocidas como 15q13.3 y 16p11.2 - CNVs asociadas con trastornos como autismo, esquizofrenia y discapacidad intelectual. El logro podría ayudar a los investigadores a encontrar la manera de corregir esos problemas. SCORE es una aplicación importante de CRISPR, una herramienta de investigación que está cambiando la forma en que los científicos "editan" los genomas en el laboratorio. Los hallazgos fueron publicados en el Journal Nature Neuroscience.

4. Combinación de medicamentos opioides ayuda a los pacientes que no responden a los antidepresivos

Los investigadores del equipo del Dr. Maurizio Fava encontraron que la adición de ciertos medicamentos opioides al tratamiento de la depresión puede ayudar a los pacientes que no responden bien a los antidepresivos convencionales. Cuando el equipo administró una combinación de medicamentos opioides y antidepresivos como terapia complementaria a pacientes que no habían respondido a los antidepresivos solos, estos pacientes vieron mejoras mayores que sus compañeros que recibieron solo antidepresivos. La combinación de fármacos consistió en buprenorfina, un fármaco opioide y samidorfán, un antagonista opioide incluido para bloquear los efectos de la buprenorfina que están asociados con su potencial adictivo. Todos los pacientes continuaron con su tratamiento antidepresivo actual y con la misma dosis durante el curso del estudio. Los hallazgos fueron publicados en el American Journal of Psychiatry.

5. Descubrimiento importante de los investigadores apoyados por la Fundación explica cómo la ketamina ejerce sus rápidos efectos antidepresivos

La ketamina, un fármaco aprobado hace mucho tiempo como anestésico pero usado recientemente en forma experimental para tratar la depresión mayor resistente, ejerce efectos antidepresivos rápidos en muchos pacientes, incluyendo aquellos que contemplan el suicidio. La nueva investigación sugiere que puede ser posible separar los beneficios de ketamina de sus graves efectos secundarios no deseados. Dentro del cuerpo, la ketamina se descompone y forma varios compuestos nuevos, llamados metabolitos. El equipo descubrió que uno de estos metabolitos -una molécula llamada hidroxinorketamina (HNK) - puede por sí mismo generar los efectos antidepresivos observados en la ketamina. Se están realizando esfuerzos para desarrollar y probar un medicamento similar a HNK en animales y luego en personas. Los hallazgos aparecieron en la revista Nature.

6. El tratamiento con bacterias intestinales que regulan la inmunidad puede aumentar el sistema inmunológico contra el estrés

Algunos científicos piensan que el riesgo de trastornos psiquiátricos que van desde la depresión hasta el TEPT y la esquizofrenia está relacionado con niveles elevados de inflamación. Al exponer a los ratones a las bacterias que ayudan a regular el sistema inmunológico, un equipo dirigido por el Dr. Lowry fue capaz de prevenir que el estrés causara inflamación dañina y, en algunos casos, síntomas de enfermedad. Los investigadores inyectaron ratones con una bacteria llamada M. vaccae, que es abundante en el suelo y tiene efectos reguladores del sistema inmunológico. Esto evitó que los ratones desarrollen colitis cuando se les pone en situaciones altamente estresantes. En ratones estresados, el tratamiento tenía efectos anti-ansiedad y de reducción del miedo. Los hallazgos se publicaron en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

7. Psicoterapia breve beneficia a madres con depresión mayor y a sus hijos

Los niños cuyas madres tienen depresión son más propensos que otros a desarrollar enfermedades psiquiátricas infantiles. El Dr. Swartz y sus colegas demostraron que estos niños mejoran cuando sus madres son tratadas para la depresión y sus síntomas mejoran. Anteriormente, esos estudios habían involucrado a mujeres cuya depresión se trataba con medicación, no con psicoterapia. 168 madres participaron en nueve sesiones de psicoterapia de 45 minutos durante tres meses. Para un grupo, la terapia se enfocó específicamente en la relación de la madre con su hijo, mientas un segundo grupo de mujeres tenía una forma más general de terapia. Los tratamientos ayudaron a todas las madres, pero aquellos niños cuyas madres estaban en el grupo de terapia tuvieron menos visitas de salud mental y se les prescribió menos medicamentos antidepresivos durante el estudio. Los hallazgos se publicaron en la Revista de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

8. Nueva herramienta calcula el riesgo de psicosis de los pacientes

La mayoría de las personas que desarrollan esquizofrenia y otros trastornos que involucran psicosis (incluyendo algunos casos de trastorno bipolar y depresión) experimentan cambios sutiles en sus creencias, pensamientos y percepciones al comienzo de sus síntomas. Sin embargo, menos del 35 % de las personas con estos sutiles cambios realmente desarrollan psicosis completa dentro de tres años de ser identificado como de alto riesgo. Aquellos que se enferman se sienten mejor cuando son tratados temprano. Un equipo dirigido por el Dr. Cannon desarrolló una nueva calculadora de riesgo para identificarlos, utilizando datos de 596 individuos de alto riesgo. El Dr. Carrión lideró otro equipo que validó la calculadora de riesgo en un grupo separado de 210 individuos de alto riesgo. Los signos de advertencia más importantes fueron: mayores niveles de contenido de pensamiento inusual y sospecha, en comparación con otros; menor aprendizaje verbal y capacidad de memoria, procesamiento cognitivo más lento y mayor declive en el funcionamiento social. Ambos documentos aparecieron en el American Journal of Psychiatry.

9. El tratamiento de los problemas metabólicos mejora los síntomas de algunos pacientes con depresión refractaria

El Dr. Pan y sus colegas han descubierto que algunas personas que sufren de depresión resistente al tratamiento pueden beneficiarse del diagnóstico y tratamiento de las deficiencias metabólicas. En un estudio de pacientes con depresión resistente al tratamiento, aproximadamente dos tercios tenían deficiencias metabólicas que afectan la capacidad del cerebro para producir neurotransmisores. Los síntomas de depresión de los pacientes disminuyeron significativamente cuando se trataron estos problemas metabólicos; incluso algunos alcanzaron la remisión. La más común de las deficiencias observadas en los participantes fue en los niveles de folato cerebral, que es tratable con ácido folínico. Los hallazgos aparecieron en el American Journal of Psychiatry.

10. Diferencias sutiles pero generalizadas asociadas a la esquizofrenia en la actividad génica

El Dr. Sklar lideró un gran equipo que identificó cerca de 700 genes cuyos niveles de actividad difieren en los cerebros de las personas con esquizofrenia en comparación con los que no la tienen. La mayoría de las diferencias eran sutiles, consistentes con la idea de que las variaciones en muchos genes contribuyen al riesgo de esquizofrenia, cada una de ellas con un efecto pequeño. El equipo manipuló y comparó la actividad de cinco de los genes relacionados con la esquizofrenia en el pez cebra y encontraron tres genes cuya alteración interrumpió el desarrollo del cerebro. Ahora se podrán ampliar los hallazgos del equipo mediante la exploración de los genes en otros modelos. Los hallazgos aparecieron en el Journal Nature Neuroscience.


#cerebro #neurociencias #2016
Compartir Twittear Compartir