Neurocientífico español: “Todo son ilusiones que crea nuestro cerebro”

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
15 de Mayo de 2015 a las 13:10
Compartir Twittear Compartir
Neurocientífico español: “Todo son ilusiones que crea nuestro cerebro”

Un neurobiólogo catedrático de Psicobiología del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona, acaba de publicar “La fábrica de las ilusiones”, libro editado por Ariel. Ignacio Morgado  asegura que “la manera que tiene el cerebro humano de entender y manejar el mundo consiste en crear ilusiones”, pero unas ilusiones que nos ayudan a sobrevivir.

 

 

ignacio 2

Foto: IRTVE

 

 

Aquí tienes fragmentos de una entrevista para Pilar Quijada de la ABC.

 

 

¿Estamos programados para la violencia?

Todos los seres vivos tienen un componente genético de violencia asociado con la supervivencia, la búsqueda de comida, placer, sexo, evitar peligros. Los seres inferiores a nosotros ejercen la agresividad, que no la violencia, con un objetivo determinado. Donde la violencia aparece sin causa justificada ni objetivo es en los seres humanos. Y ahí está la distinción entre agresión y violencia. Normalmente el violento tiene una mente alterada, que funciona de forma diferente, sin empatía y con un gran deseo de agredir.

 

¿Un mal funcionamiento cerebral podría considerarse un eximente?

Sabemos que hay personas con gran propensión a la pederastia, por ejemplo. Pero hasta qué punto podemos exculpar a los pederastas porque su cerebro les induce a ello. Los científicos no podemos dar respuesta a eso. Lo que sí podemos decir es que esas personas, cuando salgan de la cárcel, tienen una probabilidad muy alta de reincidir. ¿Debemos dejarlos en la cárcel toda la vida? La ciencia no va a dar la respuesta a eso, porque es una decisión que tiene que tomar la sociedad.

 

¿Y en el cerebro de las personas violentas qué falla?

Suelen tener alteraciones funcionales, en la mayoría de los casos, o estructurales, como un tumor, en el cerebro, aunque esto último no es lo más frecuente. En las alteraciones funcionales, las neuronas están bien conectadas pero no funcionan adecuadamente. Eso puede ocurrir por falta de algunas sustancias químicas, como la serotonina, un neurotransmisor muy relacionado con la agresividad. La mayoría de las personas que han tenido un comportamiento agresivo reiterado, al hacerles algún análisis de sangre o de orina, aparece que esa sustancia está baja, tienen menos de lo normal.

 

Y en los celos, que pueden desembocar en violencia, ¿se altera la serotonina?

En el enamoramiento pasional de los jóvenes, el de te querré toda la vida y no podré pensar en nadie más que en ti, hay una disminución de da la serotonina, y por tanto un desequilibrio en muchas zonas del cerebro, entre ellas la corteza prefrontal, la del sentido común. Y eso ha llevado al dicho popular, “el amor es ciego”.

 

¿Las emociones son importantes en la toma de decisiones?

Somos seres emocionales y racionales. Y solamente si uno tiene una enfermedad cerebral prescinde de una de esas dos facetas. La razón te permite conocer las opciones, y después hay que decidir y entra la emoción. Y te planteas cómo te sentirías si optas por una u otra alternativa. En definitiva anticipas emociones, porque el cerebro humano tiene esa gran cualidad.

 

Nos guiamos también por “corazonadas” en muchas ocasiones... Digamos Intuiciones

Lo de las corazonadas es discutible, para empezar no es un término científico y la ciencia no lo define. La intuición es una especie de pensamiento sobrevenido, no buscado ni pretendido. Pero si uno lo piensa, no es tan sobrevenido, sino que viene después de darle vueltas a algo durante varios días. La ciencia de los últimos años muestra que una de las cosas que hace el sueño es precisamente reestructurar la información que recibimos durante el día. Reorganizarla o incluso encontrar reglas ocultas.

 

Dice que el sueño está muy relacionado con la creatividad...

Gran parte de la creatividad e intuición viene del sueño. Como el caso de Mendeleiev y su tabla periódica. El científico llevaba muchos días dando vueltas a cómo ordenar los elementos y lo vio en el sueño. Pero llevaba años con el tema en la cabeza y el cerebro seguía procesándolo mientras dormía. Pero no me gusta que esto dé pie a pensar que es algo mágico. Es pura ciencia, aunque no podamos explicarlo.

 

¿Los sueños tienen un significado?

El tema de los sueños, salvo Freud que lo trató de forma extracientífica, cuesta mucho explicarlo. Ocurren porque el cerebro está funcionando con la corteza prefrontal, el director de orquesta del cerebro, desactivada. Y es como si la orquesta tocara sin director ni partitura.

 

Con todo lo que sabe del cerebro, ¿qué es lo que más le sorprende?

Este libro lo refleja, que nada de lo que hay aquí está realmente fuera, todo son ilusiones que crea nuestro cerebro.

 

¿Por eso su libro se titula “La fábrica de las ilusiones”?

Sí, llamo ilusión a todo lo que hay en la mente y no tiene un correlato con la realidad. Por ejemplo, el tacto es una ilusión muy práctica. Lo notamos en la mano y nos permite alargarla para coger objetos. Sin embargo es el cerebro el que siente. Lo sabemos porque hay personas que con un brazo amputado siguen notando el tacto en la mano que ya no tienen. No sabemos cómo hace el cerebro para que tengamos la ilusión de sentir el tacto en cualquier zona de nuestro cuerpo. Esa es una de las muchas ilusiones que produce el cerebro. Por eso explico que las ilusiones del cerebro son prácticas, que funcionan y nos permiten sobrevivir, conseguir propósitos. Casi todo el cerebro funciona a partir de “ilusiones prácticas”.

 

 

Lee la entrevista completa aquí.

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir