Obra que pintaba Van Gogh el día que se suicidó podría revelar información de su estado mental

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
24 de Agosto de 2016 a las 15:36
Compartir Twittear Compartir
Obra que pintaba Van Gogh el día que se suicidó podría revelar información de su estado mental
Getty Images

Vincent Van Gogh es un pintor famoso por su arte pero también porque se asesinó de un disparo al pecho un 27 de julio de 1890, en las afueras de París. Van Gogh vivía con una enfermedad psiquiátrica que lo perturbaba y que lo llevó a cortarse la oreja izquierda con una navaja de afeitar en 1888.

Entre las crisis nerviosas tenía momentos de calma en los que podía pintar. Incluso, luego de salir de una temporada en una institución psiquiátrica se mudó a Auvers, donde desarrolló parte de su producción más prolífica. En 70 días, completó 75 pinturas y más de 100 dibujos y bocetos.

Se apropió de un revólver que encontró en la casa que había alquilado en Auvers y durante un episodio depresivo decidió terminar con su vida disparándose en el pecho. La bala chocó con una de sus costillas y cayó desmayado. Al día siguiente, acompañado por su hermano Theo, falleció a los 37 años. Eventualmente se hizo de un pequeño revólver que pertenecía al dueño de la casa donde vivía en Auvers. "Sus últimas palabras fueron: 'Así es como quería morirme' (...) Encontró la paz que no había podido hallar en la tierra", le escribió Theo a su esposa.

_90624820_32f0c82e-d6a0-47bc-981e-7ca8abe8775a.jpg
Obra "Tres raíces". Crédito: Getty Images

No se sabe exactamente qué tenía Van Gogh, las teorías van desde esquizofrenia, hasta abuso de alcohol y desórdenes de personalidad. Sin embargo, puede que su última obra pueda dar pistas sobre qué le sucedía al pintor. La obra "Tres raíces" (1890) es el nombre de la obra en la que Van Gogh estaba trabajando durante la mañana del 27 de julio, y consta de un paisaje con raíces y una base de árbol que contrasta con el suelo que tiene colores claros.

La pintura da la impresión de agitación, escribe Alastair Sooke para BBC. "Es una de esas obras en las que puedes sentir el estado mental que algunas veces torturaba a Van Gogh", explica el historiador Martin Bailey. El punto principal serían las raíces, que desde años antes, el pintor había empezado a retratar como forma de explicar los conflictos de su vida. Incluso, en una carta dirigida a su hermano, expresó que su vida había sido “atacada de raíz”.

"Hay mucha agitación emocional en la obra que Van Gogh realizó en sus últimas semanas, como por ejemplo en 'Trigal con cuervos' y 'Trigal bajo nubarrones'", explica Nienke Bakker, curadora de la colección de pinturas en el Museo de Van Gogh. "Sería osado decir que Van Gogh pintó intencionalmente ese cuadro como una despedida. Sería demasiado racional".

Bekker dice que no cree que la enfermedad del artista haya sido la fuente de su creatividad y grandeza, sino que pese a ella, logró expresar su arte.  "No es un cuadro hecho por una mente enloquecida. Él sabía muy bien lo que estaba haciendo. Hasta el último momento Van Gogh pintó a pesar de su enfermedad, no gracias a ella. Es importante tener eso en cuenta".

 

FUENTE: BBC


#vav #gogh
Compartir Twittear Compartir