¿Por qué a los humanos les gusta sentirse drogados?

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
20 de Junio de 2016 a las 08:28
Compartir Twittear Compartir
¿Por qué a los humanos les gusta sentirse drogados?
Internet

Los síntomas de intoxicación o enfermedad no deberían ser atractivos… Sin embargo, la gente no solo paga por estas experiencias, incluso corren el riesgo de ser encarcelados por provocárselas. Entonces, ¿por qué los seres humanos buscan tanto sentirse drogados o alucinar?

Una respuesta, analizada por James Carney de Lancaster University, es que estos fármacos proporcionan atajos a experiencias religiosas y trascendentes que han jugado un papel importante en la evolución humana. La lógica detrás de esta idea se hace más clara cuando nos fijamos en cómo la cultura humana se forma por las ideas religiosas. Desde hace algún tiempo, los antropólogos han argumentado que las personas religiosas son más cooperativas que los no religiosos. En grupos pequeños, el efecto de la religión es insignificante o incluso negativo, pero a medida que aumenta el tamaño del grupo, parece que la religión juega un papel cada vez más importante en la creación de enlaces entre extraños.

¿Por qué la religión hace a la gente más cooperativa? Por un lado, fomenta la creencia de un agente moral externo que siempre está observando el comportamiento. Este efecto es bastante potente: la investigación muestra que incluso algo tan trivial como una imagen de un par de ojos puede ser suficiente para hacer que la gente pague hasta tres veces más por algo cuando se le dice que pague según su voluntad.

Por otra parte, la religión conecta a las personas con una realidad más grande que ellos mismos. La conexión es importante porque hace a la gente estar más dispuesta a cooperar cuando los resultados de hacerlo no son inmediatamente beneficiosos. Es probable que este segundo aspecto de la cooperación religiosa explique el atractivo a las drogas psicodélicas, mediante la simulación de los efectos de trascendencia religiosa.

Si esta historia es verdadera, ¿cuáles son sus implicaciones? Una de ellas es que el uso de drogas psicodélicas no es diferente a prácticas como el canto, ayuno, oración y meditación que las religiones suelen utilizar para provocar estados alterados de conciencia. Además, hay muchas religiones que utilizan sustancias psicoactivas en sus ceremonias. Una segunda implicancia es que las drogas psicodélicas pueden desempeñar un papel positivo en la mejora de la perspectiva mental.

La prohibición de las drogas psicodélicas probablemente sea contraproducente. Del mismo modo que la prohibición de la actividad sexual no se detiene el deseo sexual, la prohibición de las drogas no cambia la necesidad innata de experiencias trascendentes. Un enfoque legal sensato sería crear un marco que permita a la gente a usar drogas psicodélicas y reducir al mínimo los daños.

 

FUENTE: IFL Science


#religion #droga
Compartir Twittear Compartir