¿Qué tan científica es la idea de “orgasmos mentales”?

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
11 de Mayo de 2016 a las 08:15
Compartir Twittear Compartir
¿Qué tan científica es la idea de “orgasmos mentales”?
internet

La respuesta sensorial meridiana autónoma o ASMR es un fenómeno extraño. Los que lo experimentan a menudo se caracteriza como una sensación de hormigueo en la parte posterior de la cabeza o el cuello, u otra parte del cuerpo, en respuesta a algún tipo de estímulo sensorial. El estímulo podría ser cualquier cosa: pasear por el parque en un día soleado perfecto, leer un fragmento de poesía, algún olor en particular o una conjugación perfecta de sonidos. Sí, lo que se conoce como un orgasmo mental.

Incluso, en YouTube, existen personas que han hecho videos que pueden desencadenar esta sensación. La mayoría muestran estímulos auditivos como sonidos de masajes, susurros o personas pasando sus uñas por ciertas superficies… Bueno, ¿quiénes somos nosotros para juzgar lo que a la gente le da placer mental?

Aunque este fenómeno ya ha sido descrito algunas veces, existe mucho escepticismo de parte de la comunidad científica. En marzo del 2015, Emma Barratt, una estudiante graduada en la Universidad de Swansea, y el Dr. Nick Davis, profesor de la misma institución, publicaron los resultados de una encuesta a 500 personas que tenían ASMR. "Las sensaciones que la gente describe son bastante difíciles de describir, y eso es raro porque las personas suelen ser bastante buenas para describir sensaciones corporales".

El estudio hizo una serie de preguntas acerca de dónde, cuándo y por qué la gente ve videos de este tipo, si había alguna consistencia en el contenido que activa esta sensación, y si creían que esto tenía algún efecto sobre su estado de ánimo. La mayoría de personas siente esto ante estímulos como el sonido de un disparo o susurros, luego un notable porcentaje de personas admite que siente  este efecto al ver otras personas haciendo actividades de aseo o atención personal (maquillarse o lavarse la cara), sonidos nítidos y lentos.  

Muchas personas buscaban videos de este tipo en internet para poder relajarse, dormir o eliminar el estrés. Solo el 5% de los participantes informaron que utilizaron estos medios para estimulación sexual, pero los orgasmos mentales justamente no son sexuales.  "Muy pocas personas reportaron una motivación sexual para ASMR, lo que realmente se trata es de sentirse relajado o vulnerable con otra persona ", agrega Davis.

maxresdefault.jpg
Internet

¿Qué produce esto? Podría haber muchas razones. Por un lado, es una experiencia inherentemente personal, privada, y tal vez algo que no se suele conversar con tanta frecuencia. Además, es una sensación difícil de explicar a alguien que no lo experimenta. Es una versión extraña de la sensación de escalofrío o “piel de gallina”, explica Davis.  

Emma Blakey, Giulia Poerio, Tom Hostler y Theresa Veltri, estudiantes graduados de la Universidad de Sheffield, son parte de la nueva generación de investigadores de ASMR que actualmente están trabajando en un estudio que tendrá como objetivo ver si las personas que informan subjetivamente la experiencia de ASMR también producen medidas fisiológicas consistentes, como cambios en la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria o la conductancia de la piel.

"Uno de nuestros principales objetivos es tratar de llamar la atención sobre ASMR como un tema digno (y capaz) de investigación científica, con la esperanza de que podría impulsar futuros esfuerzos de investigación", explican. Del grupo, tres de ellos (Emma, ​​Julia y Tom) experimentan ASMR, mientras Teresa no lo hace. El estudio se encuentra todavía en una etapa temprana, pero esta diversidad en sus opiniones es un componente crítico para su investigación. Teniendo en cuenta que ASMR es un término vago y amplio, una buena dosis de escepticismo es importante para futuras investigaciones en el área.

"Es necesario que haya un equilibrio cuidadoso entre el escepticismo y apertura en la investigación de ASMR", explican. "También hay, por supuesto, el peligro de que estos videos ASMR solo sean un intento de vender pseudociencia", añaden. Incluso, en una entrevista con el Daily Mail, la productora de videos ASMR, Lauren Ostrowksi Fenton afirmó que la sensación es debida a la oxitocina, sin embargo, no hay evidencia de que la oxitocina sea responsable de esta sensación.

No dudamos de que exista un placer intenso “intelectual” o fisiológico que se pueda sentir ante ciertos estímulos, pero, por ser tan personales, es increíble pensar que se pueda reproducir en videos por internet. Estaremos atentos a la investigación.

 

FUENTE: The Guardian


#mental #orgasmo #asmr
Compartir Twittear Compartir