¿Se puede vivir solo con la mitad del cerebro?

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
23 de Diciembre de 2014 a las 11:44
Compartir Twittear Compartir
¿Se puede vivir solo con la mitad del cerebro?

En los últimos meses han aparecido varias noticias en la prensa sobre personas que siguieron viviendo, sin mayores efectos adversos, a pesar de tener extensas partes de sus cerebros dañadas o haberlas perdido completamente.

Es frecuente que alguien camine en un hospital y un escáner de su cerebro revele las sorprendentes diferencias que podemos tener dentro de nuestras cabezas, diferencias que podrían tener solo pequeños efectos observables en nuestro comportamiento.

Parte del problema quizás sea nuestra forma de pensar. Es natural ver al cerebro como una pieza de tecnología seleccionada naturalmente. Resulta que, en tecnología humana, hay muchas veces una relación directa entre estructura y función.

Aunque nos encanta hablar de la región del cerebro para la vista, el hambre o el amor no hay tales regiones porque en el cerebro no hay una tecnología donde cualquier función es gobernada por una parte solamente.

 

 

mitad 2

Foto: BBC

 

 

Sistemas múltiples

 

Esto ayuda a explicar por qué los neurocientíficos tienen tantos problemas para comprender lo que hace cada distinta región del cerebro.

Si uno intenta entender las zonas del cerebro, usando una regla simple de una función por región y una región por función, nunca podrá diseñar los experimentos necesarios para desmontar el entramado de la estructura y la función.

Múltiples circuitos aseguran que diferentes partes del cerebro contribuyan a una misma función.

El cerebelo es más conocido por controlar los movimientos precisos, pero otras zonas del cerebro tales como los ganglios basales y la corteza motriz están íntimamente involucradas en mover nuestros cuerpos.

Preguntarse cuál es la única cosa que hace una determinada área quizás no sea la interrogante correcta, cuando todas contribuyen a que suceda. La memoria es otro ejemplo de una función biológica esencial que parece recibir el apoyo de sistemas múltiples del cerebro.

 

 

mitad 3

Foto: BBC

 

 

Si te encuentras con alguien que conociste una vez, quizás recuerdes que tenía reputación de ser alguien bueno, recuerdas un incidente en particular en el que se comportaron de buena forma o simplemente retienes una sensación vagamente positiva sobre su persona.

Son todas formas de la memoria que te dicen de confiar en esta persona y todas se apoyan en distintas partes del cerebro que hacen el mismo trabajo, en una forma un poco distinta.

La degeneración es una propiedad biológica ubicua, una característica de complejidad, lo cual indica que es un resultado inevitable de la selección natural.

Eso explica por qué algunas condiciones inusuales del cerebro no tienen efectos tan catastróficos como podría pensarse y, también, por qué los científicos encuentran el cerebro tan complicado de intentar entender.

 

 

FUENTE: Muy Interesante, BBC


Compartir Twittear Compartir