"Sesgo cognitvo" está detrás de la gente que ignora evidencia científica y cree cualquier cosa

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
23 de Enero de 2017 a las 15:45
Compartir Twittear Compartir
"Sesgo cognitvo" está detrás de la gente que ignora evidencia científica y cree cualquier cosa
Foto: Internet

En el 2016 hubo un auge de las noticias falsas y esto afectó de manera significativa a la ciencia. Los investigadores han acuñado esta tendencia como "movimiento anti-iluminación". Un equipo de psicólogos ha identificado algunos de los factores clave que hacen que la gente rechace la ciencia… y no tiene nada que ver con la educación o la inteligencia.

De hecho, los investigadores descubrieron que las personas que rechazan el consenso científico en temas como cambio climático, la seguridad de las vacunas y la evolución, generalmente están tan interesadas en la ciencia y tan bien educadas como el resto de nosotros. Sin embargo, cuando se trata de hechos, estas personas piensan más como abogados que como científicos, lo que significa que eligen los hechos y estudios que respaldan lo que ya creen que es cierto.

Así que si alguien no cree que los seres humanos están causando el cambio climático, ignorarán los cientos de estudios que apoyan esa conclusión, porque esto les haría poner en duda su punto de vista. Esto también se conoce como sesgo cognitivo.

Uno de los investigadores, Troy Campbell de la Universidad de Oregon, explica que "la gente trata los hechos como más relevantes cuando tienden a apoyar sus opiniones. Cuando los hechos van contra sus opiniones, les quitan relevancia". Esta conclusión se basó en una serie de entrevistas, así como meta-análisis de investigaciones sobre el tema, y ​​se presentó en un simposio de la Sociedad para la Personalidad y Psicología Social.

La investigación aún no se ha publicado, por lo que no es concluyente, pero los resultados sugieren que centrarse en la evidencia no es suficiente para cambiar la mente de las personas. En cambio, los investigadores recomiendan buscar en las "raíces" de esta falta de voluntad de las personas para aceptar el consenso científico, y tratar de encontrar un terreno común para introducir nuevas ideas.

La nueva investigación muestra que a diferencia de otras épocas, los hechos científicos están siendo utilizados como armas políticas en una lucha por la supremacía cultural, y el resultado es n "ambiente contaminado de comunicación científica".

Los investigadores siguen reuniendo datos para una publicación revisada por pares sobre sus hallazgos, pero presentaron su trabajo a la comunidad científica para su posterior difusión y discusión.

 

FUENTE: Science Alert  


#ciencia #evidencia
Compartir Twittear Compartir