Una semana de campamento puede resetear el reloj biológico

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
6 de Enero de 2015 a las 10:18
Compartir Twittear Compartir
Una semana de campamento puede resetear el reloj biológico

Una semana de acampar al aire libre es suficiente para restablecer el reloj interno de una persona a su ritmo natural del sueño, un estudio reciente publicado en Current Biology.

Los resultados, muestran que los relojes biológicos internos de los humanos se sincronizarán con un ciclo natural de luz-oscuridad si surge la oportunidad. Un ciclo de luz-oscuridad de verano en Colorado, en los EE.UU., donde se realizó el estudio, es de 14 horas y 40 minutos de luz, nueve horas y 20 minutos de oscuridad en un período de 24 horas.

Depender de la luz eléctrica después de la puesta del sol contribuye a que durmamos más tarde, lo que perturba los ritmos circadianos naturales y nos puede dejar cansados.  El nuevo estudio, realizado por el Dr. Kenneth Wright y sus colegas de la Universidad de Colorado en los EE.UU., encontró que el aumento de la exposición a la luz solar podría ayudar a reducir las consecuencias cognitivas y de salud de la interrupción circadiana.

 

 

camp 2

Foto: SCIENCE ALERT

 

 

El estudio se prolongó durante dos semanas, e incluyó ocho participantes (seis hombres, dos mujeres) que tenían una edad media de 30,3 años. Durante la primera semana, se alentó a los participantes a realizar sus rutinas diarias de trabajo, escuela, actividades sociales y horarios de sueño auto-seleccionados.

Para la segunda semana, los participantes acamparon en tiendas de campaña al aire libre con solo luz natural y fogatas. Las antorchas o dispositivos electrónicos personales fueron prohibidos. Después de una semana de exposición a solo luz natural, nuestros relojes circadianos internos se alinean con el tiempo solar, encontró el estudio.

El Dr. Leon Lack, otro experto en sueño de la Universidad de Flinders, dijo que el nuevo estudio "confirma muchos informes anecdóticos de pacientes que sufren de períodos de sueño retrasado, que explican que el único momento en el que podían llegar a dormir temprano y despertarse temprano era durante un campamento durante el verano."

El estudio sugiere que el control de exposición a la luz sería suficiente para tratar los problemas de sueño retrasado. Este es un problema bastante común en los adolescentes y adultos jóvenes. Un régimen de iluminación al aire libre podría corregir temporalmente los problemas de la fase retardada del sueño, pero es probable que estos cambios se pierdan gradualmente conforme regresamos a la vida cotidiana.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir