Descubren fósiles de “Homo sapiens” de 300 mil años de antigüedad

Dinosaurios, Paleontología y Arqueología

Por Sophimania Redacción
7 de Junio de 2017 a las 19:49
Compartir Twittear Compartir
Descubren fósiles de “Homo sapiens” de 300 mil años de antigüedad
Partes de cráneos encontrados en Marruecos desafían las bases de la arqueología. Imagen: Max Planck Institute

Los fundamentos de la arqueología moderna dicen que el Homo sapiens, nuestra especie, surgió en la cuna de la humanidad en África Oriental hace 200.000 años. Sin embargo, un nuevo descubrimiento en una mina en Marruecos sugiere que esta fecha no sería correcta y que los humanos modernos existieron mucho antes.

Arqueólogos han desenterrado los huesos de al menos cinco personas en Jebel Irhoud, una antigua mina de barita a 100 kilómetros al oeste de Marrakech, Marruecos. Las excavaciones que fueron realizadas desde la década de 1960 indican que los restos (un diente y herramientas de piedra que se encontraron con los huesos), tenían unos 300.000 años.

"Mi reacción fue un gran 'wow'", dijo Jean-Jacques Hublin, científico senior del equipo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig. “Esperaba que fueran viejos, pero no tan viejos” agregó.

Hublin dijo que la edad de los huesos los convierte en los ejemplares más antiguos conocidos de los humanos modernos y desafía la idea de que los primeros miembros de nuestra especie evolucionaron en un "Jardín del Edén" en África Oriental cien mil años después.

"Esto nos da una imagen completamente diferente de la evolución de nuestra especie. Va mucho más atrás en el tiempo, pero también el proceso mismo de la evolución es diferente a lo que pensábamos", dijo Hublin a The Guardian. "Parece que nuestra especie ya estaba presente probablemente en toda África 300.000 años atrás", añadió.

mandibula_fosil.jpg
Mandíbula encontrado en Jebel Irhoud, Marruecos. Foto: Max Planck Institute

Desde 1961, fecha en la que encontraron los huesos fosilizados, Jebel Irhoud ha sido un reto para los científicos. Las herramientas de piedra que se recuperaron con ellos, se atribuyeron a los neandertales y al principio se consideraron que sólo tenía 40.000 años. En esa época se creía que los humanos modernos evolucionaron de los neandertales. Hoy en día, los neandertales son considerados un grupo hermano que vivió paralelamente a nuestros antepasados ​​humanos modernos.

En excavaciones recientes en el sitio de Jebel Irhoud, Hublin y otros investigadores encontraron más restos, incluyendo un cráneo parcial, una mandíbula, dientes y huesos de miembros pertenecientes a tres adultos, un menor y un niño de aproximadamente ocho años de edad.

Los restos, que se asemejan a los humanos modernos más que cualquier otra especie, fueron recuperados de la base de una vieja cueva de piedra caliza. Junto a los huesos, los investigadores encontraron herramientas afiladas de pedernal, un buen número de huesos de gacela, y restos de carbón, tal vez dejados por las fogatas que calentaron a los que una vez vivieron allí.

"Es más bien un paisaje desolado, pero en el horizonte tiene las montañas Atlas con nieve en la parte superior y es muy bonito", dijo Hublin. "Fue muy emocional cuando encontramos el cráneo y la mandíbula. Son sólo fósiles, pero han sido seres humanos y uno muy rápidamente hace una conexión con estas personas que vivieron y murieron aquí hace 300.000 años".

Los científicos han mirado por mucho tiempo a África Oriental como el lugar de nacimiento de los seres humanos modernos. Hasta los últimos hallazgos de Jebel Irhoud, los restos más antiguos conocidos de nuestra especie se encontraron en Omo Kibish en Etiopía y datan de 195.000 años de antigüedad.

En el primero de dos artículos publicados en Nature el miércoles 7 de junio, los investigadores describen cómo compararon los fósiles recién excavados con los de los humanos modernos, los neandertales y los antiguos parientes humanos que vivieron hace 1,8 millones de años.

Facialmente, el parecido más cercano es con los seres humanos modernos. La mandíbula inferior era similar al Homo sapiens moderno también, pero mucho más grande. La diferencia más notable fue la forma del cráneo que era más alargado que la de los humanos de hoy, lo cual sugiere que el cerebro moderno evolucionó en Homo sapiens y no fue heredado de un predecesor, dijo Hublin.

Aparte de ser más robusto y musculoso, los adultos en Jebel Irhoud se parecían a las personas actuales. "La cara del espécimen que encontramos es la cara de alguien que podrías encontrar en el metro de Londres", dijo Hublin. En un segundo artículo, los científicos exponen cómo dataron las herramientas de piedra entre 280.000 y 350.000 años, y un diente solitario de 290.000 años.

Hublin admite que los científicos tienen muy pocos fósiles para saber si los humanos modernos ya se habían extendido por el África hace 300.000 años. La especulación se basa en lo que los científicos ven como características similares en un cráneo de 260.000 años de antigüedad encontrado en Florisbad en Sudáfrica. Pero el investigador encuentra la teoría convincente. "La idea es que los primeros Homo sapiens se dispersaron alrededor del continente y elementos de la modernidad humana aparecieron en diferentes lugares, y así diferentes partes de África contribuyeron a la aparición de lo que hoy llamamos humanos modernos", dijo.

Sin embargo no todos están convencidos. Lee Berger, cuyo equipo descubrió recientemente el Homo naledi de 300.000 años de antigüedad, un pariente humano de aspecto arcaico, cerca de la Cuna de la Humanidad, afuera de Johannesburgo, dijo que datar los huesos de Jebel Irhoud era emocionante, pero no está convencido de que los humanos modernos vivieron dispersos sobre África hace tanto tiempo. "Han tomado dos puntos de datos y no han trazado una línea entre ellos, sino un mapa gigante de África", dijo.

John Shea, un arqueólogo de la Universidad Stony Brook de Nueva York que no participó en el estudio, dijo que era cauteloso cuando los investigadores afirmaban haber encontrado “el más antiguo” de cualquier cosa. "Es mejor no juzgar por el gran impacto que hacen cuando se anuncian por primera vez, sino más bien esperar y ver algunos años si las olas de ese impacto han alterado la costa", dijo.

Shea también estaba incómodo con que los científicos combinen fósiles de diferentes individuos, y comparen reconstrucciones de cráneos completos de fragmentos. "Tales quimeras pueden parecer muy diferentes de las personas en las que se basan", dijo.

"Para mí, afirmar que estos restos son Homo sapiens fuerza el significado de ese término un poco", agregó Shea. "Estos humanos que vivieron entre los 50.000-300.000 años son un grupo morfológicamente diverso. Cada vez que encontramos más de un par de ellos de los mismos depósitos, como en Omo Kibish y Herto en Etiopía o Skhul y Qafzeh en Israel, su morfología está en todo el lugar dentro y entre muestras".

 

FUENTES: NATURE, THE GUARDIAN, EL MUNDO

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#fosil #marruecos #homo sapiens
Compartir Twittear Compartir