Estudio: Los antiguos humanos no fueron canibales por hambre sino por rito

Dinosaurios, Paleontología y Arqueología

Por Sophimania Redacción
6 de Abril de 2017 a las 18:41
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Los antiguos humanos no fueron canibales por hambre sino por rito
Nuestros antepasados habrían consumido humanos por rituales. Foto: Wikimedia

Una nueva mirada al valor nutricional de la carne humana muestra que, en comparación con otros animales de presa paleolíticos, los seres humanos no teníamos muchas calorías para nuestro tamaño. "Cuando nos comparamos con otros animales, (vemos que) no somos muy nutritivos", dice el autor del estudio James Cole de la Universidad de Brighton, que publicó su trabajo el jueves en Scientific Reports.

Según sus estimaciones, los jabalíes y los castores proveían alrededor de 1.800 calorías en cada libra de músculo en comparación con las 650 calorías de un humano moderno. Eso es lo que se esperaría en base a nuestro tamaño y masa muscular en comparación con otros animales, dice.

Por eso Cole cree que el canibalismo ocurrió para llenar una función social y no porque hayan sido exactamente nutritivos. Además eran difíciles de cazar. "Tienes que reunir a un grupo de cazadores y rastrear a estas personas, y ellos no están por ahí esperando que los apuñalen con una lanza", dice Cole.

Los arqueólogos han encontrado evidencia de canibalismo en el árbol de la familia humana al menos desde hace 800 mil años. Y aunque las marcas de corte y de mordidas en los huesos no pueden revelar las motivaciones, los restos antiguos ofrecen algunas pistas sobre qué tan extendidas estaban las prácticas canibalisticas en la evolución humana.

En la cueva Gran Dolina de España, por ejemplo, los restos de bisontes, ovejas y ciervos sacrificados se mezclaron con los de al menos 11 humanos, todos niños o adolescentes, cuyos huesos mostraron signos de canibalismo. Además de las marcas que demuestran que la carne fue sacada del hueso, la evidencia sugiere que los residentes de Gran Dolina se comieron el cerebro de sus víctimas.

Las partes humanas aparecen en capas en la cueva que se extiende alrededor de cien mil años, lo que sugiere que la práctica se produjo con regularidad. Los restos también se mezclaron con los de otros animales que se habían preparado de la misma manera, lo que llevó a algunos antropólogos a sugerir que el canibalismo en el lugar no se pudo haber hecho en una emergencia alimentaria o como un ritual.

Tal vez la carne humana era un complemento común a su dieta, o tal vez los jóvenes eran forasteros, y el canibalismo sirvió como un signo eficaz para ahuyentar a otros grupos. Eso es cierto para la mayoría de los casos de canibalismo prehistórico, dice la antropóloga Silvia Bello del Museo de Historia Natural de Londres.

"Estoy de acuerdo con Cole, en que el canibalismo paleolítico fue probablemente practicado más a menudo como una ‘elección’ en vez de mera ‘necesidad’", dice. "Creo, sin embargo, que encontrar la motivación de la elección es un asunto muy difícil", añade.

"El tema no es la nutrición", dice el antropólogo Erik Trinkaus de la Universidad de Washington en St. Louis. "Es una cuestión de supervivencia cuando no hay otras fuentes de alimentos, los miembros de un grupo social han muerto, y los miembros supervivientes consumen los cuerpos de las personas ya muertas".

Cole reconoce que es poco lo que podemos tomar de su análisis del valor nutricional humano, que se basó en sólo unos pocos humanos modernos. Y ciertamente nuestros antiguos antepasados no estaban contando calorías a la hora de comer. Tal vez, dice, el verdadero mensaje es que los antiguos tenían más de una mezcla de motivaciones para el canibalismo de lo que creemos. Después de todo, el canibalismo humano en los últimos siglos tiene muchas raíces, incluyendo la guerra, la supervivencia, las creencias espirituales y la psicosis.

Lo más probable es que nuestros antepasados sobrevivieron siendo oportunistas y a veces caníbal, dice Bill Schutt, profesor de biología en el campus de la Universidad de Long Island y autor del nuevo libro Cannibalism: A Perfectly Natural History.

"El canibalismo está muy extendido en el reino animal", dice Schutt, y los humanos no somos la excepción. "Lo que nos hace diferentes son los rituales, la cultura, los tabúes", dice. "Hemos sido diseñados para creer que el canibalismo es lo peor que puedes hacer", finaliza.

 

FUENTE: NATGEO, THE GUARDIAN

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#humano #canibalismo
Compartir Twittear Compartir