Nueva especie de homínido abre el espectro de estudio de las raíces humanas

Dinosaurios, Paleontología y Arqueología

Por Sophimania Redacción
16 de Abril de 2014 a las 13:22
Compartir Twittear Compartir
Nueva especie de homínido abre el espectro de estudio de las raíces humanas

El homínido de Denísova (también llamado mujer X) es el nombre dado a una posible nueva especie de Homo, identificada a través del análisis del ADN de restos óseos encontrados en Siberia (Rusia), cuyo descubrimiento se anunció en marzo de 2010.

Ahora, un equipo de científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, liderado por Svante Pääbo, secuenció el ADN mitocondrial (mtDNA) extraído de un fragmento de hueso proveniente del dedo de la niña encontrada en Siberia En la misma capa en la que apareció el hueso, también se encontraron distintos artefactos y herramientas.

Se ha sugerido que esta nueva especie vivió entre hace un millón y 40 000 años, en áreas en las que también vivían neandertales y Homo sapiens, aunque su origen se encontraría en una migración distinta a las asociadas con humanos modernos y neandertales. En caso de confirmarse como nueva especie de Homo, el nombre oficial podría ser Homo siberiensis, Homo altaiensis o más probablemente Homo denisoviensis.


denisova2

EL HOMBRE DE DENISOVA, DEL QUE APENAS SE CONSERVAN DOS PIEZAS DENTALES Y UN FRAGMENTO DE PULGAR HALLADOS EN SIBERIA, ES CONSIDERADA UNA ESPECIE HUMANA DISTINTA, CON UN ADN PARTICULAR

 

El análisis del mtDNA indica la existencia de un ancestro común entre el homínido de Denísova, Homo sapiens y el hombre de neandertal, que pudo vivir hace aproximadamente un millón de años.


El ADN mitocondrial indica que este homínido procede de una migración desde África distinta a la de la entrada de Homo sapiens en Europa, a la de los ancestros de los neandertales y distinta, asimismo, del éxodo temprano de Homo erectus, sin embargo se ha confirmado que habría compartido con los neandertales un ancestro hace unos 650 000 años y con los humanos modernos hace 800 000 años. 


Un molar descubierto en la misma cueva también proporcionó ADN mitocondrial que se asemeja al del hueso del dedo. El molar presenta características morfológicas claramente diferentes a las de los neandertales y los humanos modernos, lo que confirma que pertenece a una especie con una historia evolutiva distinta.

 


ESTE VIDEO MUESTRA TODO EL PROCESO DE DESCUBRIMIENTO DEL HOMÍNIDO DE DENÍSOVA, DESDE LOS TRABAJOS DE EXCAVACION HASTA LOS ANÁLISIS DE ADN.

 

En diciembre de 2013 se publicó en la revista 'Nature' que la secuenciación de ADN mitocondrial de un fémur procedente del yacimiento de la Sima de Los Huesos en Atapuerca, de hace 400.000 años, ha mostrado mayor relación con el ADN denisovano que con el neandertal, lo que abre paso a la hipótesis de una compleja relación entre las distintas especies de Homo en Eurasia.


Una vez establecida como especie diferente de neandertales y H. sapiens, la investigación se dirige hacia establecer la relación con otros fósiles encontrados en Asia, en especial los de Homo erectus encontrados en Java y China y los de otros homínidos, como el cráneo de Dali, que data de hace 200 000 años, la mujer de Jinniushan, la mandíbula de Zhirendong de hace 106 000 años, el cráneo de Xuchang de 100 000 años y del hombre de Solo, cuyas características morfológicas tienen diferencias y coincidencias con las de H. erectus y H. sapiens. Por otra parte, todo parece indicar que la especie de los denisovanos se dispersó ampliamente en el pasado, y además, que los actuales humanos de Papúa Nueva Guinea, Australia y Melanesia tienen entre un 4% y un 6% de material genético de los homínidos de Denísova, así como los europeos tienen un 2,5% del genoma heredado de los neandertales


FUENTES: LA VANGUARDIAABC 

 


Compartir Twittear Compartir