Rayos láser revelan ciudad perdida en selva de Camboya

Dinosaurios, Paleontología y Arqueología

Por Sophimania Redacción
29 de Septiembre de 2014 a las 12:02
Compartir Twittear Compartir
Rayos láser revelan ciudad perdida en selva de Camboya

Mediante un aparato lidar, que disparaba un millón de rayos laser cada 4 segundos, un equipo internacional, hizo desde un helicóptero, un mapa de un área de 370 kilómetros cuadrados alrededor del gran templo de Angkor.

Angkor Wat, construido alrededor de 1150, sigue siendo el complejo religioso más grande del mundo, con un área cuatro veces más grande que la Ciudad del Vaticano. El templo atrae a dos millones de turistas al año y tiene un lugar privilegiado en camboyana.

El láser reveló que este templo alguna vez estuvo rodeado de una ciudad que albergaba a casi un millón de personas y que hasta ahora era totalmente desconocida.

El equipo que confeccionó el mapa de la gran ciudad oculta en la espesura de la selva, está liderado por Damian Evans, de la Universidad de Sidney, quien dijo que “hay un ‘momento eureka’ en el que uno pone toda la información en la pantalla por primera vez y ahí está: una ciudad antigua claramente en frente de uno”.


Los arqueólogos encontraron paisajes urbanos indocumentados en el piso de la selva, con templos, caminos y elaborados acueductos que se extendían por todo el territorio.



angkor 2
La tecnología lidar. Foto: BBC

 


En abril de 1858, un joven explorador francés, Henri Mouhot, zarpó de Londres con destino al sureste asiático. Durante tres años, se dedicó a viajar y descubrió exóticos insectos que todavía llevan su nombre. Luego de dos años después de su muerte, se publicó en 1863 su diario el que describía sus observaciones de templos tragados por la selva.


El joven explorador relató detalles acerca de la ciudad perdida de Angkor en Camboya. “Uno de esos templos (rival del de Salomón y construido por Miguel Ángel) bien puede ocupar un lugar honorable entre las más bellas edificaciones”, escribe agregando que era más grandioso que cualquier cosa que se haya visto antes en Grecia o Roma.

 

 

El gran templo en la selva camboyana


Pero en la época de Mouhot, Angkor Wat era virtualmente desconocida para quienes no fueran monjes y aldeanos locales.


En su apogeo, al final del siglo XII, Angkor era una bullente metrópolis de 1.000 kilómetros cuadrados (pasarían 700 años antes de que Londres alcanzara un tamaño similar). Había sido la capital del poderoso Imperio jemer que, con sus reyes guerreros, dominó la región durante siglos.


Unas pocas inscripciones exiguas indicaban que el imperio fue fundado a principios del siglo IX por un gran rey, Jayavaman II, y que su capital original, Mahendraparvata, quedaba en algún lugar de las colinas de Kulen, una meseta selvática al noreste del lugar en el que se construiría más tarde Angkor.


Pero al fin del período medieval hubo dramáticos cambios climáticos en Asia suroriental. Los registros de anillos de árbol muestran fluctuaciones repentinas entre condiciones extremadamente secas y húmedas, y el mapa lidar revela daños catastróficos por inundaciones en el vital acueducto de la ciudad.


Angkor entró en una espiral de deterioro de la que nunca se recuperó. En el siglo XV, sus fundadores, los jemeres, abandonaron su ciudad y se fueron a la costa y construyeron otra ciudad, Phnom Penh, la capital de la Camboya moderna. La vida en Angkor, finalmente se esfumó.

 

 

FUENTE: BBC

 

 


Compartir Twittear Compartir