Científicos crean agujero de gusano en un laboratorio

Física, Mundo Cuántico y Futuro

Por Sophimania Redacción
22 de Agosto de 2015 a las 08:46
Compartir Twittear Compartir
Científicos crean agujero de gusano en un laboratorio

Un grupo de físicos ha creado un agujero de gusano en un laboratorio. "Este dispositivo puede transmitir el campo magnético de un punto en el espacio a otro punto, a través de un camino que es magnéticamente invisible", dijo el coautor del estudio, Jordi Prat-Camps, candidato al doctorado en física en la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​en España.  El estudio fue publicado en Scientific Reports.

La idea de un agujero de gusano proviene de las teorías de Albert Einstein, pero hasta ahora, nadie ha encontrado pruebas de que realmente existen los agujeros de gusano del espacio-tiempo.

El nuevo agujero de gusano no es un agujero de gusano espacio-tiempo en sí, sino que es una realización de la futurista "capa de invisibilidad" propuesta en 2007 en la revista Physical Review Letters. Este tipo de agujero de gusano escondía ondas electromagnéticas vistas desde el exterior. El problema era que para que funcione se necesitaban materiales ligeros que son muy poco prácticos.

Pero resultó que los materiales para hacer un agujero de gusano magnético ya existen y son mucho más fáciles de conseguir. En particular, los superconductores, que pueden mover partículas a un nivel de corriente mucho mayor. Incluso en forma de curva.

 

 

gusano 2

researchgate

 

 

Así que el equipo diseñó un objeto de tres capas, que consta de dos esferas concéntricas con un interior en forma de cilindro espiral. La capa interior transmite un campo magnético de un extremo al otro, mientras que las otras dos capas actúan para ocultar la existencia del campo.

El cilindro interior se hace de un mu-metal ferromagnético. Los materiales ferromagnéticos presentan una forma más fuerte de magnetismo, mientras que los mu-metales son altamente permeables y se utilizan para el blindaje de dispositivos electrónicos. Forraron el cilindro interior con una cáscara delgada hecha de un material superconductor de alta temperatura llamado óxido de cobre de bario itrio. La cáscara final fue hecha de otro mu-metal. Finalmente, todo el dispositivo se coloca en un baño de nitrógeno líquido

Normalmente, las líneas de campo magnético se irradian hacia fuera de un lugar determinado y decae con el tiempo, pero la presencia del campo magnético debería ser detectable a partir de todos los puntos alrededor de ella. Sin embargo, el nuevo agujero de gusano magnético canaliza el campo magnético de un lado del cilindro a otro por lo que es "invisible" en tránsito.

No hay manera de saber si agujeros de gusano magnéticos similares acechan en el espacio, pero la tecnología podría tener aplicaciones en la Tierra, dijo Prat. Por ejemplo, imágenes de resonancia magnética (MRI) utilizan un imán gigante y requieren que las personas estén en un tubo central herméticamente cerrado para el diagnóstico por imagen.

Pero si un dispositivo pudiera canalizar un campo magnético de un lugar a otro, sería posible tomar fotografías del cuerpo con un fuerte imán colocado lejos, y así liberar a las personas del ambiente claustrofóbico de una máquina de resonancia magnética.

 

 

FUENTE: Scientific American


Compartir Twittear Compartir