Novedades sobre la “partícula dios”

Física, Mundo Cuántico y Futuro

Por Sophimania Redacción
23 de Junio de 2014 a las 21:16
Compartir Twittear Compartir
Novedades sobre la “partícula dios”

El Bosón de Higgs es un tipo de partícula elemental que se cree tiene un papel fundamental en el mecanismo por el que se origina la masa de todas las partículas del Universo.

Más pruebas realizadas en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) en Suiza, confirman que la partícula bosón de Higgs, que se cree permite explicar por qué otras partículas tienen masa, actúa según lo predicho por el Modelo Estándar de la Física de Partículas, que describe las relaciones entre las interacciones fundamentales conocidas y las partículas elementales que componen toda la materia.

La reciente investigación se publicó en Nature Physics.

“Se trata de un enorme paso adelante”, explica el profesor Vincenzo Chioccia, del Instituto de Física de la Universidad de Zurich y cuyo grupo ha participado en el análisis de los datos. “Ahora sabemos que el Higgs puede descomponerse tanto en bosones como en fermiones, lo que significa que podemos descartar ciertas teorías que sostenían que el Higgs no podía emparejarse con fermiones”.

En el mundo de las partículas subatómicas, los fermiones forman la materia y los bosones son los portadores de las diferentes fuerzas de la Naturaleza que actúan entre los fermiones.

 

 

cern 2

Imagen generada por ordenador que muestra una colisión entre protones en el experimento del CERN en busca del «bosón de Higgs

 

           

Según predice el modelo Estándar de la Física de Partículas , la fuerza con la que un bosón de Higgs interactúa con los fermiones debe ser proporcional a su masa. “Y esa predicción se ha confirmado”, asegura Chioccia. “Lo cual constituye una fuerte indicación de que la partícula descubierta en 2012, se comporta, efectivamente, tal y como la teoría propone que debería comportarse el bosón de Higgs”.

 

 

Partícula de Dios al descubierto

 

En la concepción de Higgs, en un abrir y cerrar de ojos después del Big Bang, un campo de energía, ahora conocido como el campo de Higgs, surgió para impartir masa a las partículas subatómicas que pasaban a través de él.

Los investigadores de la Universidad de Zurich analizaron los datos de tres procesos diferentes de la desintegración del bosón de Higgs en leptones tau. Dada la extrema brevedad de la existencia del Higg, éste no puede ser detectado de forma directa, sino a través de los elementos en los que decae.

 

 

Preguntas sin respuesta

 

Todavía hay unas pocas piezas que quedan para completar el cuadro predicho por el Modelo Estándar, explica Nitesh Soni, un físico de partículas de la Universidad de Adelaide en Australia, quien no participó en la investigación actual.

Aunque el Modelo Estándar ha sido increíblemente exitoso en la predicción del comportamiento en el reino subatómico, tiene mucho más que aportar sobre las leyes de la naturaleza. Por ejemplo, el modelo estándar no puede explicar la materia oscura o la existencia de la gravedad.

 

 


Nuevo paso hacia la domesticación del Bosón de Higgs. Video: DAKA

 

 

"Mi esperanza es que vamos a encontrar una nueva física", dijo Markus Klute, físico del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Pero él, no debemos perder la esperanza todavía. La búsqueda de nuevas partículas continuará una vez que el LHC se vuelva a conectar a energías mucho más altas en 2015, dijo Klute.

 

 

Reactivación del Gran Colisionador de Hadrones

 

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) se ha sometido a tareas de mantenimiento y mejora en los últimos 18 meses.

Ahora está previsto que se reinicie a principios de 2015 y que se encuentre activo durante tres años, según ha informado el CERN en otro comunicado.

Para esta nueva etapa está previsto que el acelerador de partículas ubicado en Suiza incremente la energía generada en las colisiones, de los 8 teraelectronvoltios de la fase anterior a 13 o 14 en 2015, mejorando además su luminosidad, que es proporcional a la densidad de protones que colisionan, cada vez que se cruzan los haces.

 

FUENTES: Live Science, ABC, RTVE


Compartir Twittear Compartir