¿Vivimos en un universo simulado? Aquí las hipótesis

Física, Mundo Cuántico y Futuro

Por Sophimania Redacción
19 de Diciembre de 2016 a las 11:31
Compartir Twittear Compartir
¿Vivimos en un universo simulado? Aquí las hipótesis
Foto: GizHub

Varios físicos, cosmólogos y tecnólogos juegan con la idea de que vivimos dentro de una gigantesca simulación por computadora, experimentando un mundo virtual al estilo Matrix que erróneamente creemos que es real.

La idea de que vivimos en una simulación tiene defensores de alto perfil. En junio de 2016, el empresario de tecnología Elon Musk afirmó que las probabilidades de vivir en la realidad son una en mil millones. Del mismo modo, el gurú de inteligencia, Ray Kurzweil, ha sugerido que "tal vez todo nuestro universo es un experimento científico de algún alumno de secundaria de otro universo".

El cosmólogo Alan Guth, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, EE.UU., ha sugerido que nuestro Universo entero podría ser real y aun así ser una especie de experimento de laboratorio.  No hay nada en principio que descarte la posibilidad de fabricar un universo en un Big Bang artificial, lleno de materia y energía reales, afirma Guth. Este escenario no cambia realmente nada: nuestro Universo pudo haber nacido en el equivalente a una probeta de algún ser superior.

Estos científicos sugieren que somos seres completamente simulados, con consciencias y cerebros simulados, que responden a entradas sensoriales simuladas. Pero, ¿por qué creer en una posibilidad tan extraña? El argumento es muy simple: ya hacemos simulaciones, y con mejor tecnología podríamos ser capaces de simular otro sistema como la Tierra. Por ejemplo, las simulaciones por computadora de animales pueden ayudarnos a entender cómo desarrollan comportamientos complejos. Otras simulaciones nos ayudan a entender cómo se forman los planetas, las estrellas y las galaxias.

Estas simulaciones son cada vez más complejas a medida que la potencia de la computadora se expande. Algunas simulaciones del comportamiento humano ya intentan construir descripciones aproximadas de la cognición. Si llegamos a esa etapa, estaremos ejecutando un gran número de simulaciones y serán más numerosas que el mundo "real" que nos rodea.

El filósofo Nick Bostrom de la Universidad de Oxford en el Reino Unido ha dividido este escenario en tres posibilidades: (1) Las civilizaciones inteligentes nunca llegan a la etapa en que pueden hacer tales simulaciones, porque se extinguen primero. (2) Llegan a ese punto, pero luego eligen no realizar tales simulaciones; o (3) Probablemente seamos una gran simulación.

Sin embargo, el astrofísico y Premio Nobel George Smoot ha argumentado que no hay razones convincentes para creer (1) o (2), lo que parece dejarnos con la opción (3): estamos probablemente en una simulación.

¿Cuáles son las "evidencias" de que estamos en una simulación?

Algunos científicos sostienen que hay buenas razones para pensar que estamos dentro de una simulación. Uno es el hecho de que nuestro universo parece diseñado. Las constantes de la naturaleza, tales como las fuerzas de las fuerzas fundamentales, tienen valores que parecen perfeccionados para hacer posible la vida. Una posible respuesta invoca al "multiverso". Tal vez hay una plétora de universos, todos creados en eventos de tipo Big Bang y todos con diferentes leyes de la física. Sin embargo, los universos paralelos son una idea bastante especulativa.

Un segundo argumento es que el Universo parece funcionar en líneas matemáticas, tal como se esperaría de un programa de computadora. Sin embargo, ese argumento parece bastante circular. Por una parte, si alguna superinteligencia realiza simulaciones de su propio mundo "real", se podría esperar que basaran sus principios físicos en los de su propio universo, tal como nosotros lo hacemos. En ese caso, la razón de que nuestro mundo sea matemático no sería porque funciona en una computadora, sino porque el mundo "real" también es así.

James Gates de la Universidad de Maryland cree que hay una razón más específica para sospechar que las leyes de la física son dictadas por una simulación por computadora. Los estudios de Gates revelan que las reglas que gobiernan el comportamiento de estas partículas tienen características que se asemejan a los códigos que corrigen errores en la manipulación de datos en computadoras.

Es probable que sea profundamente difícil, si no imposible, encontrar pruebas sólidas de que estamos en una simulación.

"El Universo puede ser considerado como una computadora cuántica gigante", dice Seth Lloyd, del Instituto de Tecnología de Massachusetts. "Si uno mira las" entrañas "del Universo se da cuenta que esas tripas consisten en nada más que en bits cuánticos que se someten a operaciones digitales locales". Si la realidad es solo información, entonces no somos más o menos "reales" si estamos en una simulación o no. En cualquier caso, la información es todo lo que podemos ser.

Pero no es casualidad que muchos defensores de la idea de la "simulación universal" hayan sido fanáticos de la ciencia ficción en su juventud. La física de Harvard, Lisa Randall, está desconcertada por el entusiasmo que algunos de sus colegas muestran por estas especulaciones acerca de la simulación cósmica. Para ella no cambian nada acerca de cómo debemos ver e investigar el mundo.

Volviendo a la filosofía...

Platón se preguntaba si lo que percibíamos como realidad eran solo sombras proyectadas sobre las paredes de una cueva. Immanuel Kant afirmó que, si bien puede haber alguna "cosa real" que subyace a las apariencias que percibimos, nunca podremos saberlo. René Descartes aceptó, en su célebre "pienso, luego existo", que la capacidad de pensar es el único criterio significativo de la existencia que podemos atestiguar. El concepto de "mundo como simulación" nos lleva de nuevo por esa senda filosófica, pero la viste con el atuendo de nuestras últimas tecnologías.

 

FUENTE: BBC


#simulacion #realidad virtual
Compartir Twittear Compartir