9 cosas que van formando tu identidad aún antes de que nazcas

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
29 de Noviembre de 2016 a las 14:05
Compartir Twittear Compartir
9 cosas que van formando tu identidad aún antes de que nazcas
Foto: Internet

Antes de nacer, ya el ambiente y la genética han jugado un partido que nos trae al mundo con ciertas características. Aquí hay 9 cosas que si bien no te definen, te predisponen a ciertos rasgos y la forma en que percibirás el mundo:

El principio

Uno de cada 250 millones de espermatozoides llega hacia el óvulo. El esperma ganador determina el sexo cromosómico. Si contiene un cromosoma X, uno es hembra, si contiene cromosoma Y, uno es macho. El esperma y el óvulo se mezclan para crear una nueva colección de genes única, que determinarán tus rasgos físicos.

La implantación

A los seis días de edad, ya en el útero, el conjunto de células se implanta en el revestimiento rico en sangre.  Un embrión debe ser saludable para ser digno de alimento por los nueve meses próximos. Alrededor de dos tercios de los embriones fracasan en esta etapa de implantación o poco después de ella y se pierden, a menudo antes de que sus madres supieran que existían.

Los rasgos faciales se forman

Cuatro semanas después, la forma humana del cuerpo y las extremidades se van formando, volviéndose más reconocibles. Durante las próximas semanas, el rostro se va formando  y las capas estructurales se juntan para formar tejidos faciales. Las caras humanas comparten las mismas estructuras, pero no hay dos caras exactamente iguales. Los científicos piensan que podría haber cientos de interruptores en el ADN que coreografian la creación de nuestras características.

Derecha o izquierda

No, no hablamos de corrientes políticas. A las ocho semanas el embrión deja de ser embrión y se llama feto. Hacia las 11 semanas las extremidades ya se han desarrollado y puede moverlas, lo que evidencia una preferencia por un lado. Nueve de cada diez fetos se vuelven diestros, 1 de cada 10 son zurdos y solo el 1% son ambidiestros. Se piensa que esta preferencia se debe a los genes. 

La huella digital

Las capas de piel alrededor de los dedos comienzan a arrugarse, empujadas por el líquido amniótico que los rodea. Esta interacción ayuda a moldear una combinación única de arcos, bucles y verticilos en las yemas de los dedos. Incluso los gemelos idénticos experimentan presiones ligeramente diferentes del líquido amniótico y desarrollan patrones sutilmente diferentes. Esto sucede a las 17 semanas.

Predecir quién será un buen candidato reproductivo

A las 14 semanas se desarrollan las proteínas de antígeno leucocitario humano (HLA), que ayudan al sistema inmunológico a reconocer bacterias y virus. Hay miles de posibles combinaciones de HLAs y una teoría sugiere que las proteínas HLA cambian nuestro aroma y que elegimos una pareja sexual reproductiva con un aroma HLA muy diferente al nuestro.

Testosterona

Hacia las 15 semanas ya aparecen los genitales, determinados por la dosis de testosterona a las ocho semanas. Pero, a partir de las 15 semanas, los fetos con sexo cromosómico XY reciben una gran oleada de testosterona, creada en los testículos. Los fetos XX reciben una dosis mucho más baja. Se piensa que la exposición a niveles altos de testosterona contribuye a comportamientos más "masculinos”, sin embargo, la testosterona no influye de esa manera en conductas complejas, no existen los cerebros masculinos o femeninos, pero sí hace que las personas con mayor exposición a la testosterona (sean estás hombres o mujeres) tengan el dedo anular más largo en relación al dedo índice.

Viendo el mundo a tu manera

A las 28 semanas el cerebro y el cuerpo están bien desarrollados, y ya casi estamos listos para nacer. En los ojos ya se están desarrollando las células de detección del color. Se producen los pigmentos que pueden detectar longitudes de onda cortas (azules), medias (verdes) o largas (rojas) de luz. La mayoría de la gente puede detectar 10 millones de colores diferentes una vez nacido. Pero el 8% de los machos y el 0,5% de las hembras nacen ciegos, sin todos los pigmentos necesarios. Algunas personas nacen con un cuarto tipo de pigmento que detecta longitudes de onda entre rojo y verde, por lo que ven colores aún más vívidamente.

La cuenta regresiva final

Los factores externos como la dieta de la madre, los niveles de estrés y el consumo de tabaco juegan también un papel importante, ya que cambian el ambiente en el útero y los marcadores químicos dentro del ADN pueden encenderse o apagarse según el ambiente fetal. La evidencia sugiere que el peso al nacer podría afectar aspectos de la salud más tarde en la vida, como el índice de masa corporal, el riesgo de diabetes y el rendimiento cognitivo.

 

FUENTE: BBC


#desarrollo #embarazo
Compartir Twittear Compartir