Científica en EEUU habría logrado con éxito usar terapia experimental genética para revertir la vejez

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
25 de Abril de 2016 a las 14:59
Compartir Twittear Compartir
Científica en EEUU habría logrado con éxito usar terapia experimental genética para revertir la vejez
internet

La directora general de Bioviva EE.UU. Inc, Elizabeth Parrish, afirma ser la primera en lograr invertir los efectos del envejecimiento natural gracias a un método de terapia genética experimental proporcionada por su compañía.

Parrish misma pasó por esta terapia en el 2015 para protegerse contra el agotamiento de la masa muscular que es inherente al envejecimiento y para combatir el agotamiento de las células madre debido a las enfermedades relacionadas con la edad.

En principio, pasó por este método para demostrar que la terapia génica de su compañía era segura, pero los resultados (si se demuestra que son eficaces en el largo plazo y que soportan escrutinio científico) serían la primera demostración con éxito del alargamiento de los telómeros en cualquier ser humano.

"Las terapias actuales solo ofrecen beneficios marginales para las personas que sufren de enfermedades del envejecimiento. Además, los cambios en el estilo de vida son limitados como forma de prevenir enfermedades. Los avances en biotecnología son la mejor solución, y si estos resultados son exactos, hemos hecho historia", dice Parrish. Pero también está de acuerdo con que se necesita investigación para verificar si sus métodos son o no lo que parecen ser.

Los telómeros son segmentos cortos de ADN que se encuentran en los extremos de cada cromosoma. Estos actúan como "amortiguadores" para el desgaste del envejecimiento natural. Pero con la división celular sostenida, los telómeros, finalmente, se acortan demasiado como para proteger el cromosoma. Cuando esto sucede, se produce un mal funcionamiento y conduce al envejecimiento.

La base para el éxito de la terapia génica de Parrish está relacionada con las puntuaciones de los telómeros (que se calcula en función de la longitud de los telómeros en las células blancas de la sangre, los linfocitos T). Los puntajes más altos indican que los telómeros están en células más jóvenes. En comparación con el promedio de los linfocitos T de la población estadounidense dentro del mismo rango de edad, 44 años de edad, Parrish afirma que las terapias génicas a las que se sometió, causaron que los telómeros revirtieron el proceso de envejecimiento en 20 años.

Como se ha indicado, es importante tener en cuenta que los resultados aún tienen que ser verificados por una fuente independiente. Bioviva todavía está monitoreando cuidadosamente la sangre de Parrish y continuará haciéndolo en los próximos meses, e incluso años, para asegurar que el éxito se pueda replicar de forma segura en otros pacientes humanos.

 

 

FUENTE: Science Alert


#envejecimiento #genetica #terapia
Compartir Twittear Compartir