Científicos encuentran extrañas formas de vida en una cueva mexicana

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
20 de Febrero de 2017 a las 16:15
Compartir Twittear Compartir
Científicos encuentran extrañas formas de vida en una cueva mexicana

Un grupo internacional de investigadores ha encontrado unos extraños microbios dentro de los enormes cristales subterráneos de la mina mexicana Naica, y sospechan que han estado viviendo allí durante 50.000 años. Estas antiguas criaturas parecen haber estado inactivas durante todo este tiempo, sobreviviendo en diminutos bolsones de líquido dentro de las estructuras cristalinas. Ahora, los científicos han logrado extraerlos y despertarlos.

"Estos organismos son tan extraordinarios", dijo la astrobióloga Penelope Boston, directora del Instituto de Astrobiología de la NASA, en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) en Boston.

La Cueva de Cristales de Naica de México puede parecer hermosa, pero es uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra, con temperaturas que van de 45° a 65° C y niveles de humedad que alcanzan más del 99%, además de tener un ambiente extremadamente ácido, y confinado a la oscuridad total unos 300 metros por debajo de la superficie.

En lugar luz solar, los microbios dentro de esta cueva no pueden fotosintetizar (usar el Sol para producir energía), sino realizan quimiosíntesis usando minerales como hierro y azufre en los gigantescos cristales de yeso, algunos de los cuales se extienden 11 metros de largo, y tienen una edad de medio millón de años.

Anteriormente, investigadores ya habían encontrado vida dentro de las paredes de la caverna y cerca de los cristales en una expedición de 2013. Esta misión a Naica informó el descubrimiento de criaturas prosperando en los resortes salinos y calientes del complejo sistema de cuevas.

Pero cuando Boston y su equipo extrajeron líquido de los pequeños huecos dentro de los cristales y los enviaron a analizarlos, se dieron cuenta de que no sólo había vida dentro, sino que era diferente a todo lo que existía en el registro científico. Los investigadores sospechan que las criaturas habían estado viviendo dentro de los cristales por entre 10 mil y 50 mil años, y mientras sus cuerpos se habían apagado en su mayor parte, todavía estaban muy vivos.

"Desde hace tiempo, otras personas también han aseverado la antigüedad de estos organismos que aún estaban vivos, pero en este caso estos organismos son muy extraordinarios, no están relacionados con ninguna de las bases de datos genéticas conocidas", dijo a la BBC.

Quizás lo más extraordinario del hallazgo es que los investigadores pudieron "revivir" algunos de los microbios y cultivarlos en el laboratorio. "Para mi sorpresa, tenemos que cultivar", dijo Boston a The Telegraph. "Fue laborioso, perdimos a algunos… tienen necesidades que no podemos cumplir".

Sin embargo, se debe aclarar que el trabajo no ha sido publicado ni revisado por pares. Además, el equipo también tendrá que convencer a la comunidad científica de que los resultados no son el resultado de una contaminación, estos microbios son invisibles a simple vista, lo que quiere decir que pueden haber sido llevados en los equipos de perforación y pareciera que vinieron de dentro de los cristales.

"Creo que la presencia de microbios atrapados dentro de inclusiones fluidas en cristales de Naica es en principio posible", dijo a National Geographic Purificación López-García del Centro Nacional de Investigación Científica. "Pero la contaminación durante la perforación con microorganismos unidos a la superficie de estos cristales o que viven en pequeñas fracturas constituye un riesgo muy serio. Soy muy escéptica acerca de la veracidad de este hallazgo hasta que ver la evidencia".

Dicho esto, el microbiólogo Brent Christner de la Universidad de la Florida en Gainesville, quien no participó en la investigación, cree que el descubrimiento no es tan disparatado como López-García supone, basándose en lo que estudios anteriores han encontrado con microbios similares.

"Los microbios revividos después de 10.000 a 50.000 años no son tan extravagantes, basados en reportes previos de reanimaciones microbianas en materiales geológicos de cientos de miles a millones de años", dijo a National Geographic.

Por su parte, Boston y su equipo dicen que tomaron todas las precauciones para asegurarse de que el equipo fuera esterilizado, y cita el hecho de que las criaturas que encontraron dentro de los cristales eran similares, pero no idénticos a los que viven en otra parte de la cueva como evidencia para apoyar su descubrimiento.

"También hemos hecho el trabajo genético y cultivado los organismos encontrados en la cueva que ahora están vivos y expuestos, y vemos que algunos de esos microbios son similares pero no idénticos a los de las inclusiones fluidas," dijo.

Si el descubrimiento resulta ser verdadero, que parecer será el caso, ayudará a probar no solo la resiliencia y adaptabilidad de la vida en la Tierra; sino que también podría existir en las extremas condiciones del espacio.


FUENTE: BBC, SCIENCEALERT


#mexico #microbio #cueva #naica
Compartir Twittear Compartir