Científicos encuentran una nueva especie de bacteria en sitios de fracking

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
13 de Septiembre de 2016 a las 10:58
Compartir Twittear Compartir
Científicos encuentran una nueva especie de bacteria en sitios de fracking
Los sitios de fracking podrían estar dando origen a nuevos tipos de bacterias. Foto: Internet

El fracking o fractura hidráulica, es método inventado en 1947 que consiste en fracturar la roca sedimentaria del subsuelo llamada esquisto mediante la presurización de líquido con el fin de extraer gas y petróleo.  

Aunque el fracking ha sido exitoso en producir combustibles en una época en la que el petróleo estaba a precios elevados, también ha generado controversias porque se le ha ligado a terremotos, impactos negativos en la salud de las personas que viven cerca a los sitios de extracción, y por riesgos ambientales.

Ahora se ha sumado otra controversia más. Investigadores estadounidenses han descubierto una especie desconocida de bacteria que vive en los pozos usados para fracking, y la han llamado frackibacter. La investigación ha sido publicada en la revista Nature Microbiology.

Se analizaron los genomas de las especies que viven en dos pozos de fracking distintos, ambos ubicados en Ohio, y a pesar del hecho de haber cientos de kilómetros de distancia, las dos comunidades bacterianas fueron sorprendentemente similares.

Un total de 31 diferentes tipos de genoma bacteriano se encontraron en los dos sitios, entre ellos Candidatus frackibacter. "Pensamos que podríamos conseguir algunos de los mismos tipos de bacterias, pero el nivel de similitud era tan alto que era sorprendente," dijo uno de los investigadores, Kelly Wrighton, de la Universidad Estatal de Ohio. "Eso sugiere que todo lo que está sucediendo en estos ecosistemas está más influenciado por la fractura que por las inherentes diferencias en el esquisto".

Aunque casi todos los microbios encontrados ya se habían descubierto en otros lugares, y muchos probablemente procedían de las lagunas superficiales, los investigadores sugieren que Candidatus frackibacter podría ser únicos a los sitios de fracturación hidráulica.

Las implicaciones de esta investigación son muy interesantes porque nos ayuda en nuestra comprensión de las condiciones necesarias para la vida. Los tipos de entornos que los estas colonias de bacterias prosperan en son muy inhóspitos, con temperaturas, presión y salinidad  muy altas.

"Creemos que los microbios en cada pozo pueden formar un ecosistema autosuficiente en el que generan sus propias fuentes de alimentos", explicó Wrighton. "La perforación del pozo y el bombeo de fluidos (necesarios para el fracking) crean el ecosistema, pero los microbios se adaptan a su nuevo entorno en una forma que sostienen el sistema durante largos períodos."

Los investigadores dicen que los microbios están protegidos de la salinidad mediante la creación de compuestos llamados “solutos compatibles” que evitan que las bacterias estallen. Las comunidades bacterianas también forman un tipo de relación simbiótica entre sí en estas condiciones no deseadas. Cuando las células mueren, sus solutos compatibles son absorbidos por otros microbios, tales como el frackibacter, que a su vez producen alimentos para las otras bacterias llamadas metanógenos. Esta última produce metano, que es un componente principal del gas natural.

El equipo ahora está cultivando la frackibacter y otros microbios en el laboratorio en condiciones de alto estrés similares para poner a prueba aún más su capacidad para manejar la presión y la salinidad.

 

FUENTES: SCIENCEALERT, IBTIMES


#bacteria #fracking
Compartir Twittear Compartir