Controversia ética por embriones humanos hechos en laboratorio

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
6 de Mayo de 2016 a las 08:08
Compartir Twittear Compartir
Controversia ética por embriones humanos hechos en laboratorio
thinkstock

Científicos de la Universidad Rockefeller en Nueva York informaron el miércoles 4 de mayo que habían logrado hacer embriones humanos en el laboratorio y hacerlos crecer durante casi dos semanas, una hazaña sin precedentes que promete avances en reproducción asistida, terapias con células madre y la comprensión básica de cómo los seres humanos se forman.

Además de abrir una ventana a los primeros pasos en la creación de un individuo, los hallazgos en los estudios paralelos pueden ayudar a explicar os primeros abortos involuntarios y por qué la fertilización in vitro tiene una alta tasa de fracaso.

La investigación también demostró por primera vez que la nueva tecnología de formación de embriones humanos puede madurar embriones más allá de unos pocos días fuera del vientre de una madre, algo que se pensaba que era imposible. Pero los resultados ampliamente aclamados también establecen una controversia con las leyes nacionales y las normas éticas.

Hasta ahora, la llamada "regla de 14 días", que dice que los embriones humanos no pueden ser cultivados en el laboratorio durante más de dos semanas, nunca había sido seriamente cuestionada porque nadie había logrado mantenerlos vivos más de ese tiempo. En este caso, los científicos destruyeron los embriones para evitar que se supere dicho límite. Los hallazgos fueron publicados en la revista Nature y Nature Cell Biology.

Casi nada se sabe acerca de cómo el pequeño bulto de células huevas, un blastocito, surgió de un óvulo fertilizado y se adhirió al útero, lo que permite que se genere una nueva vida. "Esta parte del desarrollo humano, llamado implantación, era una caja de negro completa", explica dijo Ali Brivanlou. A partir de trabajo previo con ratones, Brivanlou y sus colegas inventaron una sopa química y andamios para duplicar este proceso "in vitro", o en una placa de Petri. "Hemos sido capaces de crear un sistema que recapitula correctamente lo que sucede durante la implantación en humanos", añadió Alessia Deglincerti, la autora principal.

Pero a diferencia de los experimentos anteriores, en el que el crecimiento rara vez había continuado después de siete días, los embriones mostraron una inesperada capacidad de auto-organizarse. "Sorprendentemente, al menos hasta los primeros 12 días, el desarrollo se produjo normalmente en ausencia completa de cuerpo materno", dijo Brivanlou en un comunicado.

Durante mucho tiempo se ha asumido que esta transformación no podría mantenerse separado del útero de la madre. "Hasta ahora, había sido imposible estudiar la implantación de embriones humanos", finalizaron los investigadores.

 

FUENTE: Discovery


#laboratorio #embrion #fertilizacion
Compartir Twittear Compartir