Desarrollan material que atrapa el calor solar y lo libera durante la noche

Genética, Biología y Química

Por Victor Roman
9 de Enero de 2016 a las 10:22
Compartir Twittear Compartir
Desarrollan material que atrapa el calor solar y lo libera durante la noche

Un equipo de MIT ha desarrollado una nueva película de polímero que puede aplicarse a muchas superficies incluyendo vidrio y ropa. Este nuevo material almacena la energía que emite el sol durante el día y lo libera en forma de calor más adelante, según sea necesario.

 

Este nuevo polímero podría ser usado en superficies como parabrisas de vehículos para deshacer el hielo acumulado durante el invierno, o mejor aún, podría ser usado en prendas para las personas que viven en zonas frías del mundo. En el caso del Perú podría ser usado en zonas alto andinas en las épocas más crudas del friaje.

 

"Este trabajo presenta una buena posibilidad para, simultáneamente, recolectar y almacenar  energía dentro de un solo material” dijo a MIT News, Ted Sargent de la Universidad de Toronto, quien no participó en la investigación. "El enfoque es innovador y distintivo."

 

Muchas iniciativas de almacenamiento de energía solar se centran en la conversión de la energía en electricidad y luego almacenan esta en algún lugar para su uso posterior. El enfoque de este nuevo material es utilizar una reacción química que produce calor en lugar de energía: de esta manera la energía se puede conservar indefinidamente en "una configuración molecular estable", hasta que esté lista para ser liberada, explican los investigadores.

 

La clave para el proceso es una molécula que puede permanecer estable en una de dos configuraciones. La luz solar la pone en un constante modo de “cargada”, y luego otro estímulo, como luz, calor, o electricidad es usado para devolverla a su estado original de 'no cargada', y como resultado un súbito aumento de calor es desprendido.

 

Este tipo de combustibles solares térmicos ya han sido desarrollados antes, pero este nuevo método es el primero en estar basado en un material en estado sólido (en este caso un polímero) en lugar de un líquido, y esto puede hacer la diferencia en términos de cómo puede ser usado. Aún mejor, se basa en materiales de bajo costo y está pensado en ser fabricado en masa.

 

Los investigadores continuarán modificando la fórmula existente: quieren quitar el ligero tinte amarillento que el polímero tiene actualmente, e impulsar el aumento de nivel de calor de 10° C hasta 20° C. Uno de los primeros usos prácticos en el primer mundo podría estar en los autos eléctricos, que pueden sufrir de menores rangos de manejo en climas fríos debido a la energía extra que requiere la calefacción; en los países en desarrollo, como lo dijimos anteriormente, podría ser usado en ropa para zonas donde el frío pega con más fuerza.

 

FUENTE: SCIENCEALERT


#material #calor #polimero
Compartir Twittear Compartir