En este lugar del mundo los “hombres” no desarrollan un pene hasta los 12 años

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
21 de Septiembre de 2015 a las 10:09
Compartir Twittear Compartir
En este lugar del mundo los “hombres” no desarrollan un pene hasta los 12 años

Los niños güevedoces, de República Dominicana, literalmente parecen cambiar de sexo biológico cuando llegan a la adolescencia.

 

Según cuenta  Michael Mosely en una nueva serie de la BBC, el notable caso de los Güevedoces es una condición que afecta a poco más del 1 % de los niños nacidos en Salinas, una remota aldea situada en el sudoeste de la República Dominicana.

 

Guevedoces (traducción literal de “pene a los 12”) también son llamados "machihembras", que significa "primero una mujer, luego un hombre", parecen tener órganos sexuales femeninos en el nacimiento y son criados como mujeres. "Cuando nacen, se ven como niñas sin testículos y lo que parece ser una vagina", escribe Mosely para The Telegraph. "Sólo cuando se acercan a la pubertad el pene crece y los testículos descienden".    

 

Al llegar a la pubertad, estos niños comienzas a desarrollarse físicamente como varones y tienen órganos reproductores completamente funcionales. "Aparte de ser ligeramente más pequeños, todo funciona con normalidad y pueden empezar a vivir como varones, aunque tienen barbas tenues y próstatas pequeñas”.

 

 

guedo 2

bbc

 

 

Sin embargo, no todos los Guevedoces deciden cambiar su nombre al llegar a la pubertad y descubrir que tienen un sexo biológico distinto al que le asignaron al nacer. Esta condición se ha observado también en Turquía y Nueva Guinea.

 

Cuando una persona es concebida, tiene normalmente un par de cromosomas X si va a ser tener desarrollo sexual femenino o cromosomas XY si va a tener un desarrollo sexual masculino. Durante las primeras semanas de vida en el útero no somos ninguno de los dos, aunque empiezan a crecer los pezones para los dos sexos. Luego, alrededor de ocho semanas después de la concepción, las hormonas del sexo aparecen.

 

Si eres genéticamente hombre, el cromosoma Y instruye a tus gónadas para que se conviertan en testículos y envía testosterona a una estructura llamada el tubérculo, donde se convierte en una hormona más potente llamada dihydrotestosterona. Esto, por su parte, transforma el tubérculo en un pene. Si eres mujer y no produces dihydrotestosterona, tu tubérculo se convierte en un clítoris.

 

Cuando Imperato-McGinley investigó a los güevedoces, descubrió la razón por la que no tienen genitales masculinos al nacer: tienen deficiencia de una enzima conocida como 5-alfa reductasa, que normalmente convierte la testosterona en dihydrotestosterona. Los guevedoces son deficientes en una enzima conocida como 5-alfa reductasa. Esta deficiencia parece ser una condición genética, bastante común en esta parte de la República Dominicana, pero muy rara en otros sitios. Así que los niños, a pesar de tener un cromosoma XY, parecen niñas cuando nacen. En la pubertad, como otros chicos, reciben otra dosis de testosterona.

 

Esta vez el cuerpo responde y les nacen músculos, testículos y pene. Las investigaciones de Imperato-McGinley mostraron que en la mayoría de los casos los nuevos órganos masculinos funciona bien, y que muchos güevedoces viven sus vidas como hombres. Aunque algunos se operan para seguir siendo hembras.

 

 

FUENTES: BBC, Science Alert


Compartir Twittear Compartir