Encuentran genes de la longevidad que mantienen sanos a fumadores crónicos

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
15 de Septiembre de 2015 a las 11:26
Compartir Twittear Compartir
Encuentran genes de la longevidad que mantienen sanos a fumadores crónicos

Para una pequeña minoría de personas muy afortunadas, fumar no parece causar todas las enfermedades que acortan la vida que amenazan a la mayoría de otros fumadores. De hecho, algunas de las personas más viejas del mundo llegan a edades extremas mientras son fumadores.

 

Una investigación publicada en  The Journals of Gerontology, Series A: Biological Sciences & Medical Sciences entre fumadores mayores de 80 años sugiere que sus genomas tienen características especiales que promueven la longevidad y les permite responder de forma diferente al resto de las personas a los efectos nocivos del tabaco.

 

“Hemos identificado un conjunto de marcadores genéticos que, en conjunto, parecen promover la longevidad”, explica Morgan E. Levine en la nota de presentación del estudio. “Y es más, muchos de estos marcadores están en vías genéticas que habíamos descubierto que eran importantes para el envejecimiento y la esperanza de vida en modelos animales”.

 

 

fuma 2

Science Alert

 

 

Para llegar a estas conclusiones utilizaron los datos de los participantes en el Health and Retirement Study, una investigación longitudinal que examina los marcadores sanitarios de aproximadamente 20.000 americanos de más de 50 años. De entre los sujetos del estudio, escogieron a 90 personas fumadoras de más de 80 años y 730 personas que habían sido fumadores pero murieron antes de los 70.

 

Levine dijo a la publicación que su equipo identificó un conjunto de genes que parecen promover la longevidad. Hay evidencias  de que facilitan el aumento de la esperanza de vida incrementando el mantenimiento y la reparación celular. Es decir, a pesar de que algunos individuos están expuestos a altos niveles de estresantes biológicos, como el tabaco, sus cuerpos parecen estar mejor dotados para hacer frente a los mismos y reparar el daño que causan.

 

Sin embago, esto no puede servir de excusa para no dejar de fumar. “La proporción de personas que tienen una 'firma genética' que les puede ayudar a lidiar con el estrés biológico que provoca fumar es extremadamente pequeña y es por ello que nadie puede usar esta investigación como excusa para seguir fumando”, finaliza Levine en The Washington Post

 

 

FUENTE: Science Alert, Andina, El Confidencial


Compartir Twittear Compartir