Estudio: La depresión produce cambios en el ADN

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
29 de Abril de 2015 a las 11:10
Compartir Twittear Compartir
Estudio: La depresión produce cambios en el ADN

Investigadores del Reino Unido han encontrado evidencia de que la depresión no solo cambia nuestro cerebro, sino que también puede alterar nuestro ADN y la forma en que nuestras células generan energía. Un equipo del Centro Wellcome Trust de Genética Humana investigó los genomas de más de 11.500 mujeres, con la esperanza de encontrar los genes que pueden contribuir al riesgo de depresión. Pero en cambio, se tropezaron con una lista de cambios metabólicos en sus células que parece haber sido provocadas por la enfermedad.

El estudio fue publicado en la revista Current Biology.

El descubrimiento más notable fue que las mujeres que tenían estrés relacionado con la depresión (depresión que está asociada con algún tipo de adversidad en la niñez como el abuso sexual) tenían más ADN mitocondrial (ADNmt) que sus compañeras. Las mitocondrias son los orgánulos poderosos que proporcionan la energía para el resto de la célula, y un aumento en el ADN mitocondrial hace que las necesidades energéticas de las células cambien en respuesta al estrés.

Los investigadores también encontraron que las mujeres con depresión relacionada con el estrés tenían telómeros más cortos que las mujeres sanas. Los telómeros son las tapas al final de nuestros cromosomas que se acortan a medida que envejecemos.

 

 

depre 2

Foto: ABC

 

 

Pero, como sabemos, la correlación no es igual a causalidad, por lo que el equipo decidió probar su hipótesis en ratones. Durante cuatro semanas, los ratones fueron sometidos a estrés, y los investigadores monitorearon los cambios genéticos y celulares que se produjeron.

Su investigaciónreveló que los ratones estresados ​​no solo mostraron un aumento en el ADNmt, pero también tenían telómeros más cortos que los ratones normales de laboratorio. Estos cambios parecen estar provocados por la hormona del estrés corticosterona.

El genetista y uno de los principales investigadores, Jonathan Flint, dijo en un comunicado de prensa que los cambios moleculares bien pueden reflejar la manera del cuerpo de hacer frente de forma natural con el estrés importante.

La buena noticia es que la investigación en ratones mostró que los efectos del estrés también son parcialmente reversibles. El equipo espera ahora que la investigación ayude a señalar biomarcadores de estrés y sus consecuencias.

Se está volviendo cada vez más claro que las cosas que nos afectan emocionalmente también nos afectan a nivel biológico. Aunque no hay evidencia de que este tipo de cambios sean permanentes o se pasarán a las generaciones futuras.

Si bien todavía hay mucho que entender, esperamos que esta investigación ayude a reducir el estigma que rodea a los trastornos mentales y traer más aceptación y apoyo a las personas que sufren de ellos.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir