Estudio: Las bacterias se comunican eléctricamente, como las neuronas

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
18 de Enero de 2017 a las 11:04
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Las bacterias se comunican eléctricamente, como las neuronas
foto: internet

Las cepas de bacterias se están volviendo cada vez más resistentes a nuestro arsenal de antibióticos. Pero esto no es lo único que nos debe preocupar sobre su evolución. Los científicos siguen descubriendo hechos más preocupantes: las bacterias transmiten señales eléctricas para reclutar otras especies para unirse a sus comunidades.

Esa es la conclusión de una nueva investigación publicada en Cell que estudia los biofilms, la fina capa de células y el limo formado cuando las bacterias se pegan a una superficie, y puede enseñarnos más sobre cómo viven estas comunidades microscópicas.

Los biofilms se encuentran en todo tipo de lugares, desde la placa en los dientes hasta la parte inferior de las rocas, y son una preocupación particular para los investigadores, porque en lugar de una sola cepa de bacterias que crecen en algo, las especies de bacterias se unen para formar estos adhesivos, que son mucho más difíciles de tratar con productos químicos y antibióticos. Se estima que los biofilms son responsables de más del 80 % de todas las infecciones microbianas en el cuerpo.

Ahora un grupo de científicos de la Universidad de California en San Diego dice que las bacterias están enviando señales eléctricas para reclutar nuevos miembros a su biofilm. "De esta manera, las bacterias dentro de las biofilms pueden ejercer control dinámico y de largo alcance sobre el comportamiento de las células distantes que no forman parte de sus comunidades", explica el investigador principal Gürol Süel.

El nuevo estudio se basa en el trabajo anterior por el mismo equipo que encontró que las bacterias pueden comunicarse a través de señales eléctricas, al igual que las neuronas. Los poros pequeños llamados canales iónicos permiten que las moléculas cargadas eléctricamente viajen dentro y fuera de las células. De esta manera los iones de potasio pueden ondular a través de todo el biofilm. Las células en el centro de la comunidad envían estos pulsos cargados cuando están bajos en nutrientes, lo que provoca que las bacterias en el borde enlentezcan su crecimiento y dejar de alimentarse.

La investigación sugiere que estos canales también permiten que las bacterias hablen entre sí a distancia y entre especies, incluso más allá del alcance de su comunidad de biofilm, porque una vez que los iones de potasio alcanzan la frontera del biofilm, continúan extendiéndose hacia el exterior. Eso a su vez hace que otras células recojan estos iones y naden hacia la fuente, según lo notado por los investigadores usando tinte fluorescente para rastrear las células. Es como llamar a nuevos amigos de fuera de la ciudad para fortalecer la comunidad de biofilm. "Lo sorprendente es que los iones de potasio son una moneda esencial para todas las células", explica Jacqueline Humphries. "Permite a las especies comunicarse a través de divisiones evolutivas y crear comunidades mixtas".

Es más, los científicos dicen que su investigación podría revelar secretos ocultos sobre la forma en que el microbioma intestinal funciona dentro de los seres humanos, y cómo se auto-regulan con señales eléctricas. Las células intestinales bacterianas y humanas podrían incluso estar trabajando juntas.

FUENTE: Science Alert


#bacteria
Compartir Twittear Compartir